27 nov 2020

Ir a contenido

sector financiero

El Sabadell abandona dos de sus edificios corporativos en Sant Cugat

El banco pone a la venta dos inmuebles en Alicante por la aplicación del teletrabajo

Max Jiménez Botías / David Navarro

Edificio corporativo del Sabadell en Sant Cugat.

Edificio corporativo del Sabadell en Sant Cugat.

El Banc Sabadell ha decidido abandonar dos de los inmuebles que ocupa en Sant Cugat, cerca de edificio corporativo que la entidad tiene en esa población, y ha pusto a la venta otros dos edificios que tiene en propiedad en Alicante, heredados de la absorbida CAM. Las nuevas condiciones de teletrabajo impuestas por el coronavirus, que obliga al banco a distribuir a su plantilla en actividad presencia y a distancia ha liberado una amplia superficie hasta ahora ocupada, de la que el banco ha decidido desprenderse.

Los dos edificos de Barcelona,  alquilados a Colonial, y en los que se realizan actividades relacionadas con las tecnologías del banco,  son los denominados CBS-2, con 8.700 metros cuadrados y una capacidad para 924 personas, y el CBS-3, de 4.660 metros cuadrados y capacidad para 483 trabajadores. Esos espacios físicos en estos momentos estaba ocupados al 50% puesto que la mitad de la plantilla trabaja desde casa. Además vienen representando costes elevados. El primero genera un gasto de 170.000 euros al mes, entre alquiler y gastos generales, y el segundo 87.000 euros mensuales.

La plantilla de estos centros operativos trabajará desde ahora en el centro corporativo de Sant Sugat, donde se han eliminado los puestos fijos y los empleados, dentro del concepto que el banco denomina 'smart-work' pueden conectar su portátil a cualquier punto de trabajo cuando acuden a las oficinas del banco.

160 empleados de Alicante

En Alicante, el  banco pone a la venta el concreto del antiguo edificio que pertenecía a la tasadora de la CAM -Tabimed- en el polígono de Babel y donde ahora el banco tenía personal de sus unidades de Riesgos y Prevención y Gestión de Mora, publica el diario 'Información'. También pondrá a la venta otro local en la plaza de Navarro Rodrigo, en el barrio de Benalúa, donde se ubicaba uno de los Centros de Atención Remota (CAR) de la entidad. Entre ambos establecimientos suman alrededor de 160 empleados, que ahora se reubicarán en otros centros del Sabadell en Alicante, durante las jornadas que deban realizar trabajo presencial.

El sistema híbrido de trabajo afectará en mayor medida a los empleados de los servicios centrales y los centros corporativos de la entidad, aunque también se prevé que alrededor del 10% de la plantilla de las oficinas también pueda beneficiarse de él.

Para implementar estos planes, la entidad ha comprado y distribuido entre sus empleados más de 15.000 portátiles -la plantilla total alcanzan los 16.500-, y ha firmado una alianza con Microsoft para implantar Dinamics 365, una herramienta que permite a los trabajadores acceder de forma rápida en remoto al perfil completo de sus clientes y disponer del Teams para facilitar la comunicación de los teletrabajadores.