Políticas de empleo

La Airef insta priorizar los 2.900 millones de ayudas a la contratación en los jóvenes

La entidad presidida por Cristina Herrero aboga por mantener la tarifa plana de los autónomos ante la actual crisis y urge a pasar a un sistema de cotización por ingresos

La presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, Cristina Herrero, durante una comparecencia en el Congreso.

La presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, Cristina Herrero, durante una comparecencia en el Congreso. / EFE / Victor Lerena

Se lee en minutos

La Airef aboga por reformar el sistema de ayudas públicas a la contratación y reorientar los 2.900 millones de euros que anualmente destina el Gobierno a costearlo. Más concretos, focalizados en los colectivos más vulnerables y especialmente apuntaladas durante los momentos de recesión. Y, ante la actual crisis de la covid, los jóvenes deben ser el principal beneficiario de esas reformas. Este es el esquema que recomienda la entidad presidida por Cristina Herrero para reorientar los incentivos públicos a la contratación, tal como ha presentado este miércoles en rueda de prensa. En la que también ha instado al Ejecutivo acelerar la implantación de un sistema de cotización por ingresos para los autónomos y, en el impás hasta el mismo, mantener la tarifa plana.

Los incentivos públicos a la contratación absorbe anualmente 2.900 millones de euros del presupuesto público, casi la mitad de lo destinado a Políticas Activas de Empleo. Y tiene por objetivo reducir la segunda tasa de paro más elevada de la Unión Europea. La Airef ha analizado su eficacia durante el periodo 2012-2018 y ha concluido que esta es muy mejorable. No obstante, Herrero también ha recordado que los incentivos son solo una de las piezas del puzzle para reducir el elevado desempleo que caracteriza al mercado laboral español desde hace décadas. "Pensar que se puede sustituir las reformas estructurales que necesita nuestro mercado de trabajo es un error", ha afirmado.

La Airef hace suyo el dicho de "El que mucho abarca, poco aprieta" y recomienda al Gobierno un cambio de rumbo en su actual esquema de incentivos al empleo. Pues España dedica uno de los mayores volúmenes de gasto en incentivos a la contratación de los países de su entorno, aunque también es el estado que menor cuantía media por beneficiario dedica. Es por ello que el estudio elaborado por Herrero ve recomendable priorizar incentivos para colectivos más concretos y con baja empleabilidad y hacerlo durante un periodo de tiempo acotado, para luego reformular dicho incentivo. Rechaza los enfoques generalistas y ve imprescindible mejorar la coordinación entre administraciones para afinar al máximo los criterios de los programas de ayudas.

La formación es uno de los puntales sobre el que la Airef construye su propuesta para mejorar la eficacia de los incentivos. Esta no debe focalizarse únicamente en los más jóvenes, sino que debe destoparse y extenderse entre todas las franjas de edad. Para ello aboga por extender la modalidad de contrato de formación a cualquier franja de edad, más allá de los 30 años contemplados actualmente.

Tarifa plana con eficacia limitada

Te puede interesar

El análisis del Airef no solo contempla los incentivos a la contratación para los asalariados, sino también las ayudas para la empleabilidad del colectivo de autónomos. Sus conclusiones son que la tarifa plana tiene una eficacia limitada y que su supresión permitiría ahorrar entre 34 y 41 millones de euros al erario público. No obstante, en el actual contexto de crisis insta al Gobierno a mantenerla mientras implementa la cotización en función de los ingresos.

La entidad presidida por Cristina Herrero ha determinado que la tarifa plana aumenta el 17% las probabilidades de que un joven en paro se de de alta como autónomo, aunque no detecta efectos en el caso de los jóvenes con bajo nivel de formación. Y aumenta el 10% la probabilidad de supervivencia de los autónomos, aunque solo mientras dura la tarifa. Es decir, cuando esta vence, este efecto decae. Es por eso que Airef recomienda pasar a cotización según ingresos y en el 'mientras tanto' mantener la tarifa, especialmente en el actual contexto de crisis.

Temas

Empleo