Coches

El automóvil urge la revisión del impuesto de matriculación para evitar un alza en el precio de los coches

La nueva normativa para calcular emisiones que entra en vigor en enero afecta directamente a este impuesto

La patronal Anfac reclama al Gobierno que destine 450 millones anuales de las ayudas europeas al plan moves

Cadena de montaje de una fábrica de automóviles.

Cadena de montaje de una fábrica de automóviles.

Se lee en minutos

La patronal del automóvil Anfac urge al Gobierno la revisión del impuesto de matriculación para evitar un alza en el precio de los vehículos a partir del próximo 1 de enero, cuando entra en  vigor la nueva normativa de medición de emisiones conocida como WLTP, según acordó la junta directiva de la asociación en una reunión celebrada el viernes pasado.

La nueva WLTP es más precisa que la anterior (NEDC) a la hora de calcular el consumo real de combustible de un vehículo y las emisiones de CO2 que emite. El impuesto de matriculación se calcula en función de estas emisiones, por lo que un cambio en esta normativa impactará directamente en el impuesto, según defiende Anfac.

Esta norma tenía que haber entrado en vigor el año pasado pero el Gobierno estableció un 'régimen transitorio' de un año que permitió reducir a un 5% de media el impacto de precio, en vez de la subida de hasta el 20% que registraría con esta norma. Sin embargo, el tiempo se agota y, a falta de una decisión por parte del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo sobre la nueva norma y, por ende, su aplicación directa al impuesto de matriculación, está prevista su puesta en funcionamiento a partir del año que viene.

"Este ascenso en los precios afectaría a cerca del 50% del mercado total, con un impacto especial a los vehículos fabricados en España", ha advertido la patronal del automóvil en un comunicado. Un impacto que podría ser especialmente negativo en el momento actual tras la pandemia con un mercado que no consigue alcanzar los niveles previos a la crisis del coronavirus.

Desde Anfac abogan por "una reforma fiscal integral con criterios medioambientales para la automoción", tal y como propone su Plan Automoción 2020-40. Pero, mientras esta reforma no llega, la asociación defiende "evitar" la entrada en vigor de esta norma "en línea con lo que han hecho países competidores de nuestro entorno como Francia y Portugal". "La indefinición al respecto de esta adaptación está teniendo un impacto negativo en el mercado, en especial en las flotas, y no se debería prolongar más en el tiempo", ha destacado el presidente de la patronal, José Vicente de los Mozos.

Achatarramiento y puntos de recarga

Te puede interesar

Por otra parte, Anfac ha planteado la creación de un plan de achatarramiento (Plan Moves III) dotado con 450 millones anuales de los fondos europeos, de los que 250 millones se destinen a vehículos eléctricos y 200 millones a infraestructuras. El actual Moves II, aprobado en julio, está dotado con 100 millones. La patronal defiende la descarbonización del parque automovilístico en una doble vía: la entrada de vehículos eléctricos y la renovación del parque, cuya edad media ronda los 12 años. "Es el momento de fijar objetivos cuantificables y plazos a estas metas para avanzar", ha asegurado De los Mozos.

En concreto, Anfac ha propuesto alcanzar los 48.000 puntos de recarga de acceso público para el 31 de diciembre de 2022, donde, al menos, exista uno por cada 100 kilómetros de carretera de la Red Básica de Carreteras y Red General de Carreteras del Estado. Para el 31 de diciembre de 2025, deberían haberse instalado 110.000 puntos de recarga de acceso público, para así alcanzar los necesarios 340.000 puntos para 2030.

Temas

Coches