hasta septiembre

La negociación colectiva sigue confinada: la firma de convenios cae el 58%

Patronal y sindicatos tienen pendiente comenzar a negociar los incrementos salariales pactados para los próximos años

la ministra de Trabajo y Economia Social, Yolanda Diaz, y los representantes de patronal y sindicatos

la ministra de Trabajo y Economia Social, Yolanda Diaz, y los representantes de patronal y sindicatos / DAVID CASTRO

Se lee en minutos

La negociación colectiva sigue todavía confinada en cuanto a firma de convenios se refiere y patronales y sindicatos administran fuerzas en otros frentes, como el de los ertes. El número de rubricas para renovar o pactar nuevos convenios colectivos ha caído el 58% durante los tres primeros trimestres de este 2020, en comparación con el mismo periodo del año anterior. Las negociaciones siguen varadas, pese a la tenue reactivación experimentada desde mayo. Y los incrementos salariales pactados en estas se mantienen en el 1,93%; a la expectativa de cómo los agentes sociales encajan los efectos de la pandemia con los nuevos incrementos.

Los datos publicados este viernes por el Ministerio de Trabajo constatan que entre enero y septiembre del 2020 se firmaron y registraron un total de 330 convenios colectivos, que daban cobertura a 419.742 trabajadores en todo el país. Una cifra marcada por las derivadas del coronavirus, puesto que en los mismos nueve meses del año anterior se habían firmado 777 convenios, que daban cobertura a 1,4 millones de asalariados. La pandemia congeló las conversaciones entre patronal y sindicatos para renovar los pliegos de condiciones y desde entonces la reactivación de las mismas está avanzando a cuenta gotas. 

Los incrementos pactados en los nuevos pliegos de condiciones mantienen el incremento salarial medio del 1,93%; una cifra que habla más de la inercia de las negociaciones pre covid que no de las condiciones de los convenios que se rubriquen en los próximos meses. Entre los convenios más relevantes firmados en los últimos meses destaca el de cajas de ahorros, cerrado ya en octubre y todavía pendiente de publicar en el BOE. Este incluía una congelación salarial para el 2021 e incrementos del 0,75% y el 1% para los dos años venideros.

Te puede interesar

Pese a que las particularidades del sector bancario no permite extrapolar esta tendencia al resto de sectores, las patronales están planteando desplazar los incrementos salariales más allá de la emergencia sanitaria. La evolución del IPC cercana al 0% ha sido un argumento también barajado por el Gobierno, cuando sondeó la posibilidad de una congelación salarial este 2020 para los empleados públicos. CEOECCOO y UGT tienen pendiente abordar el nuevo Acuerdo de Empleo y Negociación Colectiva (AENC) para pactar, entre otras cosas, las recomendaciones para los incrementos salariales de los nuevos convenios entre 2021 y 2023.  

Otra cuestión que presumiblemente deberán abordar los agentes sociales en el AENC son las recomendaciones para encajar la nueva ley del teletrabajo en los convenios que se vayan renovando. Cuestiones como el inventario de medios, las compensaciones monetarias de la empresa para con sus empleados o el número de días habilitados para ejercer a distancia son algunas de las cuestiones que la nueva normativa deja en manos de la negociación colectiva. En Catalunya, el Acord Interprofessional de Catalunya (AIC), otro convenio de convenios a escala catalana, también está pendiente de renovarse.