AUTOMOCIÓN

Volkswagen Navarra logra un récord de producción diaria

La planta de Volkswagen en Landaben ha contratado a 452 trabajadores hasta final de año para acometer el incremento productivo requerido por la central

Volkswagen Navarra también ha adaptado sus instalaciones para empezar a producir el nuevo Polo en junio de 2021 y un nuevo modelo en septiembre

Volkswagen T-Cross saliendo de la línea de montaje

Volkswagen T-Cross saliendo de la línea de montaje / VOLKSWAGEN

Se lee en minutos

Àlex Soler

Tras volver a la normalidad productiva el pasado mes de agosto con la introducción del tercer turno de producción, la planta de Volkswagen en LandabenPamplona, recibió el encargo de incrementar el ritmo de ensamblaje de vehículos para satisfacer sus necesidades de mercado. Para ello, y para garantizar el descanso de los operarios sin detener la producción, se contrató a 452 trabajadores hasta final de año. Apenas un mes después, Volkswagen Navarra ha logrado el récord productivo diario de la última década, fabricando 1.581 unidades en un solo día.

En Volkswagen Navarra se produce el compacto Volkswagen Polo y el SUV T-Cross a un ritmo diario habitual de 1.438 vehículos. El pasado 30 de septiembre, los operarios de la factoría navarresa consiguieron sacar un nuevo vehículo cada 54,6 segundos. Hacía nueve años que la fábrica no trabajaba a este ritmo, que implica ensamblar 44 unidades más de lo habitual el turno de mañana y de tarde y 55 en el de noche. Según los planes de la compañía, este ritmo debe mantenerse hasta finalizar el año.

Nuevos retos para 2021

Noticias relacionadas

Con este panorama encara la planta de Volkswagen en Navarra un final de año marcado por la recuperación tras el paso del coronavirus. El año que viene, visto aún con incertidumbre por el virus, en la factoría se empezará a producir el rediseño del Polo, a partir de junio, y un nuevo SUV cupé, que, en principio, debería ensamblarse a partir de septiembre.

Javier Arana, responsable de mantenimiento del taller de montaje de vehículo, explica que "durante el verano se realizaron numerosos trabajos de adaptación de las líneas de montaje de cara a la producción de tres modelos a partir de septiembre, tras el lanzamiento del SUV cupé", y admite que "a veces, esos cambios se dejan sentir durante algunas semanas con una menor disponibilidad de las instalaciones". No obstante, Arana celebra que "apenas se ha notado gracias al trabajo conjunto de ingeniería de planificación y mantenimiento.