29 oct 2020

Ir a contenido

SEGÚN CRÉDITO Y CAUCIÓN

La pandemia eleva las moratorias en los pagos empresariales

El 39% de las empresas españolas otorga a los clientes plazos adicionales superiores a los 90 días

Eduardo López Alonso

Billetes de euros suministrados por un cajero automático.

Billetes de euros suministrados por un cajero automático. / EMILIO MORENATTI

La crisis del coronavirus está elevando los plazos medios de pago entre empresas. Es una de las conclusiones de un estudio realizado por Crédito y Caución que considera que "la protección de la cartera de clientes ha pasado a ser una prioridad para las empresas en su gestión". 

Según este estudio, solo el 13% de las empresas españolas inicia acciones de recobro al vencimiento de la factura como una forma de eludir que las relaciones con los clientes se tensen puedan poner en peligro la relación empresarial futura. El dato obtenido por el 'Estudio de la Gestión del Riesgo de Crédito en España" que impulsan Crédito y Caución e Iberinform es el porcentaje más bajo de la serie histórica, "un indicativo de que las empresas están reaccionando a la caída de liquidez de los clientes retrasando el inicio de las acciones de recuperación para no deteriorar la relación comercial". El 39%, de las empresas otorgan a sus clientes plazos adicionales superiores a los 90 días antes de poner en marcha estos procesos, siete puntos más que en el anterior estudio.  

La ley antimorosidad reconoce el derecho a los proveedores a reclamar intereses de demora si los clientes no cumplen en el plazo estipulado el pago de sus facturas. Sin embargo, el estudio de otoño de Crédito y Caución refleja un incremento hasta el 53% de las empresas que renuncia totalmente a la aplicación de estos intereses. Solo el 7% es sistemático a la hora de ejercer ese derecho. 

Entre las empresas que aplican estos intereses de demora, sin necesidad de preaviso o requerimiento al cliente, el 98% reclama intereses por debajo de los que le corresponden legalmente.

Crédito y Caución está especializada en seguros de crédito y exportación, con una cuota de mercado en torno al 50%. La filial Iberinform está especializada en el análisis de riesgos en las operaciones comerciales entre empresas para evaluar riesgos de impago. Sus fuentes de información se basan en 500.000 entrevistas al año a empresas y autónomos, el registro mercantil y otras fuentes públicas.

Temas Empresas