finanzas públicas

¿Cómo afrontan los presupuestos los vecinos europeos?

Las medidas van desde los ajustes del Ejecutivo de Roma al 'stand-by' en Londres

Banderas de la Unión Europea.

Banderas de la Unión Europea. / REUTERS / Yves Herman

2
Se lee en minutos
A. Jerez / I. Casado / R. Domènech / B. Arce

Alemania: Adiós oficial a la austeridad

El Ejecutivo alemán asumirá más de 300.000 millones de nueva deuda pública entre este año  y el 2021. Las previsiones del ejecutivo de Angela Merkel para los próximos cuatro años suponen el adiós oficial de Berlín a su hasta hace pocos meses innegociable austeridad, que permitió la contención de gasto público y la reducción de deuda acumulada por debajo del 60% del PIB antes del inicio de la pandemia.

Esa austeridad militante del Gobierno también ha provocado, sin embargo, una falta alarmante de inversiones en infraestructuras de todo tipo, como autopistas, vías férreas, escuelas públicas o en la ampliación del uso de banda ancha de internet a todo el país. «Es mucho dinero y lo necesitamos para estabilizar la coyuntura. Pero lo que hacemos es justo lo correcto», afirmó el ministro de Finanzas, Olaf Scholz, al presentar estas previsiones.

Francia: Record de déficit y deuda 

Firme defensor de la reducción del gasto público y la deuda, Emmanuel Macron se ha visto obligado a reinventarse frente a una crisis sanitaria inédita. La inversión masiva para sacar a flote la economía y apaciguar la crisis social se traduce en cifras récord: la deuda pública francesa alcanzará el 117,5% del PIB y el gasto público, el 62,5% a finales de año.

En el 2021, según los presupuestos anuales, dichas cifras se reducirán hasta el 116,2% y el 58,3% respectivamente.

Frente al impacto de la crisis sanitaria, en abril, el Gobierno se vio obligado a revisar al alza sus cuentas. A los 109.000 millones de déficit previstos se añadieron 183.500 millones más. En julio, se aprobaron 45.000 millones suplementarios para respaldar a los sectores más afectados por la crisis: el turismo, la aeronáutica y la industria automovilística.

Italia: Recortes y gasto suplementario 

El Gobienro italiano prevé recortes y un gasto suplementario por unos 40.000 millones de euros, la mitad de los cuales se transformarán en déficit, que, en su conjunto, alcanzará los 55.000 millones.

Unos 25.000 millones de euros de los presupuestos serán recabados del plan europeo Next Generation UE. «Será de una expansión imponente, nunca alcanzada desde la segunda posguerra mundial!, comentó Roberto Gualtieri, ministro de Economía y Finanzas.

Las principales instituciones de estudios estiman una caída del PIB para este año de entre el 10,8% y 10,9% y una recuperación del 50% en 2022 (5%-6%). Las previsiones del ministerio de Economía estiman una relación déficit PIB de 158%, es decir 23,5 puntos más que en 2019 y «10 años para volver a la situación de antes del coronavirus», según Gualtieri. 

Reino Unido: Presupuestos en 'stand-by'

Noticias relacionadas

El Gobierno de Boris Johnson debía presentar un nuevo presupuesto en noviembre, pero ha quedado suspendido ante la segunda ola de coronavirus. Ese presupuesto debía ir acompañado por una revisión del gasto con el que cada cuatro años se establecen los presupuestos de cada departamento.

La última revisión de este tipo fue en el 2015 y se había ampliado un año más. Ahora habrá otra ampliación de un año.  Los efectos de la epidemia han llevado a un desplome de la economía británica. En julio,  la deuda pública se cifró en 2 billones de libras (2,23 billones de euros). La ratio con respecto al PIB alcanzó el 100,5%. Según la Oficina Nacional de Estadística (ONS), es la primera vez que se supera el 100% desde el ejercicio fiscal de 1960-61. El gasto público asignado a la lucha contra el coronavirus sumaba en julio  208.434 millones de euros.