31 oct 2020

Ir a contenido

Vigilancia Penitenciaria

El juez Central de Vigilancia Penitenciaria concede a Rodrigo Rato el tercer grado

El exdirector del FMI cumple condena por las tarjetas 'black' y acaba de ser absuelto en el 'caso Bankia'

El magistrado tiene en cuenta que pidió perdón y pagó la multa y responsabilidad civil a la que fue condenado

Ángeles Vázquez

Rato se dirige a la entrada de la prisión de Soto del Real para ingresar en prisión el 25 de octubre del 2018.

Rato se dirige a la entrada de la prisión de Soto del Real para ingresar en prisión el 25 de octubre del 2018. / Efe / Víctor Lerena

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional ha concedido este jueves el tercer grado al expresidente de Bankia Rodrigo Rato, lo que le permitirá salir de prisión y ser vigilado mediante control telemático. En la decisión ha sido crucial su absolución en el 'caso Bankia', porque ha evitado sumar una segunda condena a la que cumple por las tarjetas 'black'.

En su auto, el juez José Luis Castro señala que la propia Junta de Tratamiento de la cárcel de Soto del Real (Madrid V) ha propuesto por mayoría su progresión al tercer grado, al entender que está capacitado para seguir cumpliendo su condena en un régimen de semilibertad, según los informes emitidos por el equipo técnico del centro penitenciario.

El juez concluye que en su caso se dan las circunstancias y variables que le hacen merecedor del tercer grado, a las que hay que sumar su avanzada edad (71 años) que le permitiría, si se dan los requisitos legales, obtener la libertad condicional por esta causa, así como por las enfermedades coronarias que padece.

Factores positivos

Entre los factores positivos para la concesión del tercer grado, el juez incluye que Rato ha disfrutado de permisos sin incidencia negativa alguna, y por la actividad profesional que desempeñaba presenta "un pronóstico de reincidencia bajo".

Además, el exvicepresidente del Gobierno ha asumido la responsabilidad pecuniaria derivada de su condena por las 'black', y ha abonado tanto la multa como la responsabilidad civil directa y subsidiaria a las que se le condenó.

El juez también destaca que pidió perdón de forma voluntaria, pública y notoria antes de ingresar en prisión. Como máximo responsable de Caja Madrid y de Bankia, fue el principal condenado por las 'black', lo que le suponía ser el único condenado en aquel proceso que aún seguía en prisión.

El exministro del PP todavía tiene pendiente en los juzgados de Madrid otra causa por los delitos fiscales que le atribuye la fiscalía y por haberse presuntamente enriquecido a través de contratos de publicidad firmados por la entidad bancaria. 

Temas Rodrigo Rato