MERCADOS

Repsol y El Corte Inglés anuncian emisiones de bonos

Los bajos tipos de interés animan a la emisión de financiación en el mercado

Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés.

Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés.

Se lee en minutos

Los bajos tipos de interés y el covid están impulsando las emisiones de bonos por parte de empresas que buscan financiación a buen precio. Este martes se han conocido las de Repsol y El Corte Inglés. Repsol ha lanzado una nueva emisión de bonos a cuatro años. El importe final se determinará en el momento de la fijación del precio de la oferta. En la emisión están participando como colocadores entidades financieras como Natixis, Barclays, Credit Agricole, JP Morgan, Santander o Unicredit.

El Corte Inglés también ha aprovechado para lanzarse al mercado de deuda, con una nueva emisión de bonos por un importe agregado de principal de 400 millones de euros. La emisión, con vencimiento en 2024, devenga un cupón anual del 3,625%.

Repsol ya reforzó en el primer semestre reforzó su posición financiera mediante cuatro emisiones de bonos que suman un total de 3.000 millones de euros, de los que 1.500 millones corresponden a bonos perpetuos subordinados, que fortalecen su patrimonio, además de su liquidez. También incrementó las líneas de crédito comprometidas y no utilizadas en 1.602 millones de euros. Además, Repsol redujo su deuda neta en el segundo trimestre de este año hasta los 3.987 millones de euros, cerca de 500 millones menos de la de 31 de marzo. Así, a cierre de junio, la compañía contaba con una posición de liquidez de 9.762 millones de euros, que cubre en 2,43 veces los vencimientos a corto plazo.

En el caso de El Corte Inglés, presidida por Marta Álvarez, los 400 millones de euros emitidos en bonos se utilizarán para fines corporativos generales, incluida la cancelación o amortización de su deuda en el momento de su vencimiento y para pagar honorarios, comisiones y gastos (incluidas las comisiones de los compradores iniciales y los gastos legales, contables, así como otras comisiones y gastos).

En concreto, los bonos serán obligaciones senior del grupo de distribución y estarán garantizados por ciertas filiales. Los intereses de los bonos se devengarán desde la fecha de emisión y serán pagaderos en efectivo a semestre vencido. El precio de la oferta y el importe principal de los bonos, junto con otras condiciones, se han determinado en el momento de la fijación del precio de la oferta con sujeción a las condiciones del mercado. Al final, el tipo de interés será del 3,625%.

El importe de esta nueva emisión está por debajo de los aproximadamente 600 millones de euros que El Corte Inglés planteaba inicialmente, ante la creciente competencia de productos financieros de este tipo. 

El Corte Inglés ha regresado al resultado bruto de explotación (ebitda) positivo en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal (entre el 1 de junio y el 31 de agosto), dejando atrás los 'números rojos' de 510 millones de euros del resultado neto de los tres primeros meses (marzo, abril y mayo) marcados por el impacto del covid-19. Dichas pérdidas incluyen unas provisiones de 338 millones de euros.

Al término de agosto, El Corte Inglés contaba, gracias a su política financiera, con una liquidez de 2.192 millones de euros, una de las cifras más altas de su historia, según ha subrayado el grupo, que situaba la deuda a la misma fecha en 3.266 millones de euros.

Emisión de deuda

El Tesoro Público volverá esta semana a los mercados con una emisión el jueves en la que ofrecerá a los inversores bonos y obligaciones con la que espera captar entre 3.250 y 4.750 millones de euros. De esta forma, el organismo dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital celebrará la emisión para seguir avanzando en la consecución de su programa de financiación, revisado en mayo al alza como consecuencia de las mayores necesidades por la crisis del covid.

En concreto, el jueves ofrecerá bonos del Estado a 5 años, con cupón del 0%; obligaciones a 10 años, con cupón del 1,25%; obligaciones a 15 años indexadas a la inflación, con cupón del 0,70%; y obligaciones a 50 años, con cupón del 3,45%. Para determinar la evolución del coste de financiación, la referencia para los bonos a 5 años es el tipo de interés marginal del -0,275% de la subasta del pasado 3 de septiembre, mientras que en las obligaciones a 10 años es el interés del 0,274% de la puja del pasado 6 de agosto.

Te puede interesar

En el caso de las obligaciones a 15 años indexadas la referencia es el interés del 0,411% de la emisión del pasado 7 de mayo, en tanto que en las obligaciones a 50 años es el tipo del 1,701 registrado en la operación del pasado 21 de mayo.

Tras la subasta de este jueves, el calendario del Tesoro programa otras dos subastas en octubre, el martes 6, de letras a 6 y 12 meses, y el martes día 13, de letras a 3 y 9 meses, así como una más de bonos y obligaciones el jueves día 15. Se estima una necesidad de financiación bruta para el 2020 de 297.657 millones de euros, de los que 185.969 millones se prevé financiar mediante bonos y obligaciones y 111.688 a través de letras del Tesoro.