23 oct 2020

Ir a contenido

MOVIMIENTOS EN EL SECTOR FARMACÉUTICO

Novartis vende sus plantas de Barberà del Vallès y El Masnou a Siegfried

La multinacional suiza asegura que el millar de trabajadores conservarán sus empleos y mantendrán contratos y salarios

Las fábricas se destinarán a la producción y desarrollo de fármacos para terceras compañías

Eduardo López Alonso

El logo de la multinacional Novartis en una planta de Suiza.

El logo de la multinacional Novartis en una planta de Suiza. / X90184

La multinacional suiza Novartis ha vendido las plantas que tiene en Barberà del Vallès y El Masnou (Maresme) a la farmacéutica Siegfried, también suiza, que asumirá el millar de trabajadores que suman ambas instalaciones. Novartis no ha precisado el importe de la operación, pero sí ha aclarado en un comunicado que el traspaso incluye también un acuerdo de fabricación y suministro a largo plazo por el cual Siegfried seguirá produciendo para Novartis desde estas fábricas.

Con esta adquisición, las ventas globales del grupo Siegfried superarán los 1.000 millones de francos suizos en el 2021, casi 1.000 millones de euros. La financiación de la transacción está garantizada con los instrumentos de crédito preexistentes, y, una vez finalizada, Siegfried espera llevar a cabo una emisión de bonos híbridos convertibles para su refinanciación. No se prevé un aumento del capital social.

Novartis ha asegurado que su prioridad es garantizar una transición "lo más fluida posible para los empleados", y apuntado por ello que, una vez se cierre la transacción, los trabajadores en nómina de ambas plantas -600 en Barberà y 400 en El Masnou- "conservarán sus empleos y serán transferidos a Siegfried en condiciones contractuales y de remuneración equivalentes" a las de sus contratos laborales.

Para Siegfried, el acuerdo supone mejorar significativamente su red de producción mundial en materia de capacidad, con lo que alcanzará el tamaño necesario en el campo de los productos farmacéuticos (formas de dosificaciones acabadas); y contará con un mayor potencial de crecimiento en rentabilidad en el sector de las CDMO (producción por contrato). El cierre de la transacción se prevé para finales de este año.

Lo que pasará con las plantas

A partir de 2021, Siegfried se propone transformar las plantas de producción de Norvartis en fábricas de medicamentos para cualquier marca, en lo que denomina estrategia orientada al cliente, pero con el compromiso de Novartis de mantener unos determinados niveles de producción durante varios años. "Esta transformación incluirá una revisión de la eficiencia operativa, así como planes para invertir en la capacidad de desarrollo y en nuevas competencias", según fuentes de Siegfried. Esto permitirá a Siegfried ofrecer a sus clientes nuevos y preexistentes una gama más amplia de servicios de desarrollo y una mayor capacidad de producción para emprender nuevos proyectos.

"El portafolio de Novartis está cambiando y, a medida que la investigación biomédica avanza y aparecen terapias innovadoras, la empresa va ajustando su capacidad y sus competencias a un nuevo conjunto de requisitos", ha argumentado la multinacional para justificar la venta de estas plantas. "El acuerdo asegurará el suministro ininterrumpido de medicamentos a Novartis y refuerza el posicionamiento de las plantas, garantizando la experiencia técnica local", ha afirmado el presidente de Novartis España, Jesús Ponce.

Sede de Siegfried en Suiza. 

Siegfried no tenía hasta ahora presencia industrial en España, y como esta compañía se dedica al desarrollo y la fabricación por contrato podrá producir para otras compañías además de para Novartis. "Estamos convencidos de que Siegfried, con su dimensión comercial, su capacidad de desarrollo, su fortaleza financiera y su ambiciosa estrategia empresarial, tiene la capacidad de crear un futuro sostenible para las plantas", ha asegurado Ponce.

El director general de Siegfried, Wolfgang Wienand, ha enmarcado la operación en la estrategia de la multinacional de crear "una de las redes globales integradas más competitivas" en la industria de la fabricación farmacéutica por contrato, y ha añadido que las plantas adquiridas son el "complemento ideal" de la actividad actual de la multinacional.

Quedan 5 plantas en España

Hasta ahora, Novartis tenía siete plantas de producción en España, por lo que con el cierre de la operación pasará a tener cinco: tres de radiofármacos (en Zaragoza, Murcia y Barcelona), una de penicilinas semi-sintéticas en Les Franqueses del Vallès y una quinta de penicilinas estériles en Palafolls

La planta de Barberà del Vallès lleva más de 25 años proporcionando soluciones terapéuticas a miles de
pacientes de todo el mundo. Es líder en la producción y exportación de medicamentos sólidos orales e
inhalados. La planta de productos oftálmicos estériles ubicada en El Masnou tiene una historia de más de 100 años. Es líder en la producción de colirios y pomadas estériles para el cuidado de los ojos, así como de productos nasales, y exporta la mayor parte de su producción a 90 países. Los productos de Novartis llegan a más de 750 millones de personas a nivel global. Más de 108.000 personas de más de 140 nacionalidades trabajan en Novartis a nivel mundial.