21 oct 2020

Ir a contenido

COLABORACIÓN INSTITUCIONAL

Canadell y Puigneró se alían para impulsar el 'blockchain'

La Cambra y la Conselleria de Polítiques Digitals crean el Centre Blockchain de Catalunya

La ocupacion en empresas tecnológicas en Catalunya aumentó el 8,3% en el primer semestre

Eduardo López Alonso

Canadell, Roca y Puigneró, durante la presentación del Centre Blockchain de Catalunya. 

Canadell, Roca y Puigneró, durante la presentación del Centre Blockchain de Catalunya. 

La Cambra de Comerç y la Conselleria de Polítiques Digitals de la Generalitat oficializaron este miércoles su alianza para impulsar la transformación digital de las empresas catalanas. El idilio entre el presidente de la Cambra, Joan Canadell, y el 'conseller' Jordi Puigneró ha encontrado en el Centre Blockchain de Catalunya la excusa perfecta para canalizar proyectos y nuevas competencias todavía por explorar. Y abrir campos de desarrollo empresarial de gran potencial y en gran medida huérfanos todavía de marcos legales demasiado definidos, de esos que tanto limitan a uno y a otro en su gestión y proyección pública. 
  
El acuerdo institucional prevé la colaboración en el desarrollo de iniciativas dirigidas a la "sensibilización, formación, investigación, consultoría y organización de eventos", proyectos todavía algo difusos pero envueltos del halo de efervescencia y confianza tan necesario en estos momentos de pandemia. Serán proyectos en torno a la inteligencia artificial, la ciberseguridad, el 'New Space', 'blockchain', el Plan MujerTIC y el Digital Innovation Hub de Catalunya. Con el boato bien medido que aporta la sede de la Llotja, tanto Canadell como Puigneró han defendido en la presentación las buenas migas actuales entre el Govern y la Cambra y la conveniencia de que las empresas apuesten por campos de actividad prometedores como el 'blockchain'. También estuvo en el acto la vicepresidenta primera de la Cambra, Mònica Roca, llamada a recoger el testigo de Canadell en junio del año que viene. Canadell lleva como presidente de la Cambra solo desde junio del 2019, pero parece más. Quizá como consecuencia de una presencia regular en medios de comunicación y presentación continua de proyectos variopintos y vestidos de independentismo activo, algo que le une estrechamente a un Puigneró también alineado sin fisuras a ese ideario. 

Puigneró resaltó el crecimiento de las empresas tecnológicas catalanas, que aumentaron el 3,7% en número durante el primer semestre y más del 50% en los últimos ocho años. Se han demostrado también generadoras de empleo, ya que según los datos de la EPA, la ocupación en el sector TIC aumentó el 8,3% en la primera mitad del año, mostrando ser u un sector casi inmune a la pandemia. Puigneró destacó el papel vertebrador del territorio de estas empresas, casi invisibles por no necesitar de grandes infraestructuras, pero fundamentales para el desarrollo de un nuevo modelo económico digital imaginado por el actual Govern y la Cambra, una Catalunya independiente y digital. Canadell destacó que el Centre Blockchain de Catalunya será una institución relevante en el futuro, como otras en las que la Cambra participo en su creación, y citó La Caixa, la Fira o Turisme de Barcelona. 

El convenio firmado prevé una colaboración en el marco del Digital Innovation Hub para la puesta en marcha de "un ecosistema catalán de innovación que facilite a las empresas y las instituciones el acceso soporte especializado, herramientas digitales y financiación para llevar a cabo la transformación digital de su negocio". El asunto debería concretarse en acciones como campañas de difusión y sensibilización sobre digitalización, asesoramiento a pymes y autónomos y la creación de redes de empresas.

Canadell también presentó el desarrollo de los ejes de actuación del Plan MujerTIC, con el objetivo de promover el acceso de las mujeres a las tecnologías de la información, fomentar la emprendeduría femenina y potenciar su participación en espacios de decisión.

Con el acuerdo, la Cambra creará el Centro Blockchain de Catalunya, con sede fuera de Barcelona, que tendrá como misión, en primer lugar, la promoción de la adopción de activos digitales y tecnologías descentralizadas (DLT) en el territorio mediante la difusión, la investigación y el desarrollo, y en segundo lugar, convertir Catalunya en referente para la atracción de empresas y talento en este sector. El responsable de este centro de actividad será Quirze Salomó, que se comprometió a impulsar iniciativas consideradas "estratégicas", básicamente centradas en la difusión. Una pata de esa iniciativa será la celebración del congreso Democracy4all (D4a), prevista para los días 6 y 7 de octubre. Dado que el sector 'blockchain' es aún emergente, se prevé la realización de informes semestrales sobre la situación del sector y promover las inversiones en 'startups' y la sensibilización de la investigación en ese campo.