23 oct 2020

Ir a contenido

Negociaciones

El Gobierno ofrece exoneraciones de casi el 90% para las empresas en erte total

La Seguridad Social plantea ayudas para sectores concretos y para empresas que dependan de los mismos

Gabriel Ubieto

Reunión de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el ministro de Inclusión, José Luís Escrivá, con los agentes sociales en Palma de Mallorca, el 4 de septiembre.

Reunión de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el ministro de Inclusión, José Luís Escrivá, con los agentes sociales en Palma de Mallorca, el 4 de septiembre. / Atienza (EFE)

El Gobierno ha movido ficha para desatascar las negociaciones para la cuarta renovación de los ertes. La Seguridad Social ha puesto sobre la mesa exoneraciones de cotizaciones de casi el 90% para aquellas empresas que estén en erte total por fuerza mayor. Así lo han confirmado fuentes del diálogo social, que también explican que a estas ayudas podrán acogerse todas aquellas compañías de una lista de sectores concretos (los que el Gobierno identifica como más damnificados por la pandemia) y las empresas de otros sectores pero que puedan acreditar una dependencia directa de su actividad respecto a las primeras. Ese enfoque por sectores ha despertado, hasta la fecha, el rechazo de patronal y sindicatos.

El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luís Escrivá, ha dado un giro de volante a su propuesta para mantener el mecanismo de los ertes y desde el miércoles patronales y sindicatos tienen en sus manos el nuevo borrador. El grueso de los recursos debe ir a partir de ahora a las compañías que no puedan reanudar su actividad en los próximos meses. La idea es concederles un nivel de exoneraciones con el que puedan pasar el invierno "prácticamente a coste cero"; según cuentan fuentes conocedoras de las conversaciones. Pues casi la totalidad de las exoneraciones las cubrirá la Seguridad Social y los salarios los asumirá el SEPE.

Fuentes consultadas del ministerio de Escrivá han descartado confirmar las cuantías, pero califican su propuesta de "generosa". El movimiento de Seguridad Social trata de acercar las condiciones de los ertes por fuerza mayor totales a los de los ertes por rebrote. Estos cuentan con exoneraciones de entre el 80% y el 60%, según el tamaño de la plantilla. 

¿Quiénes podrán acogerse a dichas exoneraciones? Las empresas de ciertos sectores y compañías que dependan estrictamente de las mismas. Escrivá mantiene su postura de una prorrga enfocada a los sectores más damnificados por la crisis de la covid y para ello plantea una lista detallada de subactividades que han indentificado como tales. Sectores como el de los alojamientos o el transporte aéreo están en dicha lista, que debe acabar de perfilarse en las mesas de diálogo social.

El Ejecutivo ha abierto también la puerta a que aquellas empresas que no consten en esa lista de actividades, pero que puedan acreditar una afectación clara que les impide la actividad, también se puedan acoger. El criterio será el siguiente, según explican desde el diálogo social: si la empresa que no está en la lista depende de otra compañía que sí lo está y esta está en erte, entonces podrá acogerse también. Cribar por sectores es un planteamiento al que se han opuesto hasta ahora tanto patronal como sindicatos y que marcará las negociaciones durante la próxima semana.

¿Cuántos de los trabajadores que permanecen todavía en erte quedarían cubiertos por esta nueva propuesta? Todavía no está concretada, pero desde la Seguridad Social estiman que más de la mitad de los empleados que están actualmente en un erte por fuerza mayor. Dicha cifra, a último día de agosto, era de 663.656 trabajadores. 

Ertes por rebrote flexibles 

La contrapartida de incrementar las exoneraciones para los sectores que el Gobierno considera más afectados es que el resto de ertes tendrán una menor cobertura. ¿Cuánta menor? Ese elemento todavía no está definido y está siendo objeto de discusión, pues la Seguridad Social está planteando que cuanto mayor sea el primero, menor será el segundo. Actualmente las exoneraciones para las empresas que no estén en erte total varían según el número de trabajadores afectados y desafectados. Para los 'reactivados', las exoneraciones son del 60% (menos de 50 trabajadores en plantilla) o del 40% (más de 50 trabajadores). Y para los 'no reactivados', las exoneraciones son del 35% o el 25%.

Otro elemento que van a potenciar en esta nueva reivisón de las ayudas para los ertes de la covid es en flexibilizar el acceso a los ertes por rebrote. El planteamiento que está ahora mismo sobre la mesa no incrementa el nivel de las exoneraciones (entre el 80% y el 60%, dependiendo de la plantilla), pero si flexibiliza el acceso de las empresas. Es decir, se amplían los supuestos para que la autoridad laboral de acceso a las mismas. Este punto, no obstante, todavía no está detallado del todo y es más una garantía del Gobierno que una propuesta cerrada. 

Temas Empleo