26 oct 2020

Ir a contenido

PUGNA TECNOLÓGICA

Los usuarios de WeChat no serán penalizados si EEUU prohíbe la 'app'

La Casa Blanca informará este domingo sobre como limitará las transacciones de la red social china, acusada por Trump de servir de espía para Pekín, como TikTok

Carles Planas Bou

Los usuarios de WeChat no serán penalizados si EEUU prohíbe la 'app'

TikTok se ha llevado todos los titulares, pero hay otra red social china, WeChat, a quien Donald Trump ha amenazado con prohibir si no vende su negocio estadounidense. De confirmarse el veto, sus usuarios no serán penalizados ni se enfrentarán a sanciones civiles o penales. Así lo confirmó ayer el Departamento de Justicia.

Sin embargo, aún no queda claro como Washington limitará a la ‘app’ china, propiedad del gigante tecnológico Tencent. Este próximo domingo, el Secretario de Comercio, Wilbur Ross, aclarará qué regulaciones se adoptan y qué transacciones de la compañía serán prohibidas en territorio estadounidense.

Al igual que la meteórica ‘app’ de vídeos cortos TikTok, el fenómeno social de los últimos dos años, WeChat se ha encontrado en medio de una pugna por el liderazgo tecnológico mundial entre Estados Unidos y China en la que Pekín lleva la delantera. En agosto Trump firmó dos órdenes ejecutivas en las que se acusaba a ByteDance y Tencent, sus empresas matriz, de operar como herramienta de espionaje a favor del Partido Comunista Chino, y se les daba hasta mediados de septiembre de plazo para vender sus operaciones en EEUU si no querían ser prohibidas.

En su comunicado, el Departamento de Justicia remarcó que quienes descarguen WeChat para uso personal o de negocios no se verán afectados por ese probable veto. Sin embargo, el uso de la ‘app’ si podría verse perjudicado “directa o indirectamente”. Un grupo de usuarios ha presentado una demanda en los tribunales de San Francisco solicitando una orden preliminar que bloquee la prohibición de la ‘app’ por parte de la administración Trump.

Una 'app' para todo

WeChat ha sido descargada en más de 19 millones de ocasiones, según los datos de Sensor Tower. Para los expatriados la ‘app’ funciona principalmente como aplicación de chat entre usuarios, algo así como el WhatsApp chino.

Sin embargo, dentro de las fronteras chinas su cobra otra dimensión. Ahí, WeChat se conoce como Weixin y funciona más bien como sistema operativo. Se utiliza para casi todo: como servicio de mensajería, pero también para realizar llamadas, leer las noticias, fichar en el trabajo, colgar fotos, pedir comida a domicilio, buscar personas o pagar tus facturas. Su omnipresencia ha hecho que cuente con más de 1.200 millones de usuarios en todo el mundo.

Tencent no ha hecho públicos los resultados de WeChat, pero el negocio de la matriz se ha disparado un 26% durante la pandemia hasta llegar a un ingreso total de 15.200 millones de dólares. Aunque los servidores para usuarios internacionales están fuera de China, los vínculos de los altos cargos de la compañía con el Partido Comunista Chino y sus políticas incrementan la sospecha de que pueda ceder datos a las autoridades chinas.