Aerolíneas

El grupo IAG pone en marcha la ampliación de capital de 2.741 millones de euros

El holding empeora sus estimaciones de reducción de capacidad para 2020 del 59% al 63%

Aviones de Vueling y de Iberia, en el Aeropuerto Madrid-Barajas.

Aviones de Vueling y de Iberia, en el Aeropuerto Madrid-Barajas. / DAVID CASTRO

Se lee en minutos

El Periódico

El grupo IAG, que incluye a compañías aéreas como British Airways, Iberia y Vueling, entre otras, ha puesto en marcha la ampliación de capital por importe de 2.741 millones de euros avanzada por la compañía en el mes de junio. El objetivo del 'holding' aéreo es fortalecer el balance del grupo, reducir su apalancamiento y aumentar su posición de liquidez ante la recesión de la demanda que se avecina en el sector tras la pandemia del coronavirus.

Según ha informado el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la ampliación de capital se ejecutará a través de la emisión de 2.979,44 millones de nuevas acciones. El precio de suscripción será de 0,92 euros por cada acción nueva, lo que supone un descuento del 35,9% sobre el TERP (precio teórico ex-derechos) basado en el precio de cierre de las acciones el 9 de septiembre de 2020.

Tal y como se anunció en julio, el mayor accionista de IAG, Qatar Airways (25,1% de participación), se ha comprometido irrevocablemente a suscribir el aumento de capital de forma proporcional a sus derechos de suscripción preferente. Por su parte, cada consejero que a su vez sea accionista y por lo tanto pueda participar en el aumento de capital, se ha comprometido a hacer uso, total o parcialmente, de su derecho a suscribir acciones nuevas. Por cada acción existente de IAG, su titular tendrá de un derecho de suscripción, siendo así que se requieren dos derechos de suscripción para suscribir tres acciones nuevas. 

Para IAG, este aumento de capital, junto con su respuesta a la crisis que incluyó una reducción de los costes operativos con la paralización de vuelos y la reestructuración de sus plantillas a través de fórmulas similares a los expedientes de reducción temporal de empleo (ertes) en las diferentes aerolíneas, deberían permitir al grupo salir de la actual pandemia en una posición fuerte, "con más resiliencia, mayor flexibilidad y con la capacidad para tomar las decisiones operativas y estratégicas correctas para el beneficio a largo plazo de todos sus grupos de interés".

En el primer trimestre de este año, IAG perdió 3.806 millones de euros debido al parón desde el mes de marzo de prácticamente toda su actividad comercial. No obstante, en términos de liquidez, el grupo aéreo disponía de un total de 7.600 millones de euros a 31 de agosto de 2020, de los cuales 5.800 millones de euros se correspondían con efectivo.

Reduce capacidad

Tras el cese casi total de las reservas de vuelos en abril y mayo, en el mes de junio IAG registró un aumento significativo de las reservas cercano al 30% de los niveles del año anterior tras la flexibilización de los confinamientos en los principales mercados así como a la reapertura gradual de las fronteras intracomunitarias.

Noticias relacionadas

Según el grupo que preside Luis Gallego, los vuelos domésticos encabezaron la recuperación, seguidos de los vuelos internacionales de corta y posteriormente de larga distancia. Desde julio, IAG ha experimentado una estabilización general de las reservas con una ligera disminución en el caso de los vuelos de corta distancia tras la reintroducción de los requisitos de cuarentena por parte del Reino Unido y otros países europeos. Por contra, en las reservas de vuelos de larga distancia se ha observado una recuperación más lenta, con un ligero repunte desde mediados de agosto, por la permanencia de restricciones de viaje a muchos destinos de larga distancia, incluida Norteamérica y Sudamérica.

El escenario de planificación de la capacidad del grupo para 2020 se ha reducido a -63% en términos de asientos-kilómetro disponibles con respecto a 2019, frente al -59% anterior. Para el tercer trimestre de 2020, se prevé que la capacidad disminuya en un 78% en comparación con 2019 y para el cuarto trimestre de 2020 se estima una redución de la capacidad del 60% en comparación con 2019. En 2021, la previsión es que la capacidad caiga un 27% respecto a 2019,  menos del 24% previsto anteriormente. La expectativa del grupo de que la demanda de pasajeros tardará al menos hasta 2023 en recuperarse a los niveles de 2019 se mantiene intacta.