30 oct 2020

Ir a contenido

Calviño evita aclarar si se congelará el sueldo de los funcionarios

La vicepresidenta subraya que los empleados públicos han recuperado poder adquisitivo y que la inflación será cero

El sindicato CSIF rechaza la congelación y cifra en hasta el 18% la pérdida de poder adquisitivo desde el 2010

Rosa María Sánchez / Gabriel Ubieto

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño.

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño. / DAVID CASTRO

La vicepresidenta tercera del Gobierno, Nadia Calviño, ha dicho este jueves que los funcionarios han ganado poder adquisitivo en los últimos años y además se prevé que haya "inflación cero", y que ambas consideraciones que se deberán tener en cuenta en una hipotética congelación de sus sueldos en el 2021. Desde el Ministerio de Política Territorial y Función Pública, a preguntas de EL PERIÓDICO, han evitado pronunciarse sobre si están estudiando una congelación salarial y los sindicatos han salido en bloque ha mostrar su rechazo frontal ante dicha hipótesis.

"Estamos montando la arquitectura de los Presupuestos Generales del Estado, las decisiones se tomarán teniendo en cuenta una multiplicidad de factores", ha respondido Calviño en una entrevista en Cope, sin llegar a aclarar si el Gobierno prevé congelar el sueldo de los empleados públicos o aplicar una subida testimonial, según lo anticipado por El País. "Hasta que no haya unos Presupuestos no podemos estudiar nada", han afirmado a este respecto fuentes consultadas de Función Pública.

Los bajos niveles de inflación, según la vicepresidenta, han permitido "ganancias de poder adquisitivo" de empleados públicos y de los pensionistas, algo "importante y positivo" porque se han recuperado las pérdidas de la crisis y son colectivos y rentas relevantes para que la economía y el consumo se recuperen "lo antes posible". El salario de los empleados públicos ha subido este 2020 el 2% y las pensiones han hecho lo propio al 0,9%; frente a una inflación que en estos momentos es del -0,15% en media anual (el último dato, de agosto es del -0,5%).

Función Pública y los sindicatos tienen pendiente abordar antes de finalizar el año el que será el III Acuerdo para la Mejora del Empleo Público y Condiciones de Trabajo, pues el vigente vence este 2020. El anterior acuerdo se cerró por tres años y contemplaba incrementos salariales fijos, más un 'extra' variable en función de la inflación. Las partes todavía no han comenzado a negociar a este respecto.

Indignación sindical

Desde los sindicatos, sin embargo, se ha mostrado el más absoluto rechazo a las posibles pretensiones del Gobierno. "CSIF rechaza la congelación salarial y reclama un acuerdo de mejora de condiciones laborales de los empleados/as públicos. No aceptaremos recortes: arrastramos una pérdida del poder adquisitivo de entre el 12,9 y el 17,9 por ciento desde el 2010", afirmó el sindicato en una nota este jueves. 

Una reacción parecida ha manifestado CCOO, también mediante un comunicado. "Las empleadas y empleados públicos han hecho un grandísimo esfuerzo por garantizar el mantenimiento de los servicios públicos durante la pandemia producida por la covid-19 y no merecen el desprecio del Gobierno". Fuentes consultadas de UGT han explicado que exigirán explicaciones al equipo de la ministra Carolina Darias en la mañana de este jueves, aprovechando la reunión ya programada para hablar de una nueva regulación del teletrabajo en la función pública.