29 oct 2020

Ir a contenido

Nuevas integraciones

El Sabadell se dispara el 20% en cinco días, en medio de rumores de fusión

El banco catalán y BBVA figuran como favoritos para una próxima alianza bancaria

Oliú mantuvo conversaciones, frustradas, para una posible alianza con Bankia

Rosa María Sánchez

Josep Oliu durante la presentación de resultados del 2019 en Madrid.

Josep Oliu durante la presentación de resultados del 2019 en Madrid. / DAVID CASTRO

Banc Sabadell está en el punto de mira de todos los inversores. Tras el anuncio de que CaixaBank y Bankia negocian una fusión para convertirse en el primer banco en España, todos los análisis señalan en la dirección de que el banco que preside Josep Oliú será el siguiente en protagonizar una alianza similar. Y es por ello, por lo que desde el día 3 de septiembre, cuando se anunció la fusión entre CaixaBank y Bankia, el Sabadell ha acumulado una revalorización bursátil cercana al 20%.

Los inversores han olfateado la posibilidad de ganar dinero con el Sabadell, se han lanzado a comprar títulos en los últimos días y su valor por capitalización bursátil ha escalado en solo cinco días (con un fin de semana por medio) desde el entorno de los 1.800 millones a unos 2.168 millones.

Este martes, mientras la práctica totalidad de los valores del Ibex 35 se ponían en rojo, con una caída media del 1,5%, el banco catalán llegó a avanzar el 5%. Al final de la sesión, el Sabadell cerró con una ganancia del 1,37% que aún le hacía brillar dentro de un Ibex que acabó perdiendo el 1,78%, con todos los demás valores bancarios en negativos. También cerró con perdidas en su cotización el BBVA, quien figura en la mayoría de las quinielas como potencial pareja del Sabadell en una fusión. La cotización del banco que preside Carlos Torres llegó a subir ayer casi el 2%, si bien luego cerró con un descenso del 1,42%. 

El nuevo mapa bancario

La fusión entre CaixaBank y Bankia dará pie a un nuevo mapa bancario español con tres grandes entidades en el país (CaixaBank, BBVA y Santander España, con activos entre 627.200 y 355.800 millones), y una cuarta entidad, el Sabadell, a mucha distancia de éstas (con un nivel de activos de 'apenas' 191.500 millones). Por detrás, vendría un gupo de entidades más pequeñas, con nombres como Bankinter,  Unicaja, Ibercaja, Liberbank, Abanca o Kutxabank, que tampoco permanecen ajenas a las especulaciones sobre posibles nuevas operaciones.

El veterano presidente del Sabadell, Josep Oliú, cumplirá 72 años el próximo ejercicio y, a punto de retirarse, su ambición es dejar atado un futuro pujante para la entidad. El Sabadell fue de los posibles 'novios' de Bankia. Ya a principios del 2018, Bankia y Sabadell mantuvieron conversaciones. A finales del 2019, algunos analistas valoraban la oportunidad de una alianza de Sabadell y Bankia entre iguales (su valor en bolsa era similar) mediante un intercambio de acciones. Finalmente, ha sido otro banquero catalán, Isidro Fainé, quien ha logrado imponer en la negociación el nombre de otra entidad, CaixaBank.

Y ahora que han desaparecido dos actores de la escena, las posibilidades de emparejar se estrechan algo más. BBVA y Santander figuran en las cábalas para una posible alianza con el Sabadell. En este último caso, sin embargo, surge como inconveniente que la entidad que preside Ana Botín aún no ha acabado de digerir la absorción del Popular. La opción de una fusión transfronteriza del Sabadell, con otra entidad de la zona euro, por su parte, podría no resultar tan provechosa para la entidad catalana en términos de sinergias, pues habría pocos ahorros que generar por la vía de eliminar duplicidades en oficinas y servicios centrales, según subrayan fuentes financieras

A principios del 2021

En un informe sobre el sector financiero español difundido ayer por Barclays, el banco británico señala que tras la operación entre Bankia y CaixaBank, cualquier nueva alianza deberían realizarse a principios de 2021, una vez que la fusión anunciada se haya cerrado. 

El transcurso de estos meses, según Barclays, permitiría despejar algunas incertidumbres. En el caso del Sabadell, por ejemplo, en cuanto a las negociaciones del Brexit, toda vez que el banco catalán posee en el Reino Unido su filial TSB.

En el caso concreto de BBVA, Barclays cree que cualquier anuncio de fusión podría ser prematuro en este momento, teniendo en cuenta el alto grado de incertidumbre en tres de las grandes regiones en las que opera (México, Turquía y Estados Unidos)

"Una vez que las consecuencias económicas de la crisis del Covid-19 sean más claras para el resto de los bancos y las regiones en las que operan, se puede pensar en una mayor concentración en el sector" financiero español, según Barclays.