Mercado laboral

El Gobierno comenzará a derogar la reforma laboral antes de 2021

El Consejo de MInistros incluye cambiar la negociación colectiva en su plan legislativo del semestre

El Ejecutivo se propone recuperar la prevalencia del convenio sectorial y la ultraactividad

la ministra de Trabajo y Economia Social, Yolanda Diaz, y los representantes de patronal y sindicatos

la ministra de Trabajo y Economia Social, Yolanda Diaz, y los representantes de patronal y sindicatos / DAVID CASTRO

Se lee en minutos

El Gobierno ha recuperado para su agenda la derogación parcial de la última reforma laboral del PP. El Ejecutivo ha aprobado este martes el Plan Anual Normativo, que sintetiza sus prioridades legislativas para el presente semestre. Una de estas es "recuperar el papel de la negociación colectiva", lo que pasa por modificar algunas de las herencias que dejó en el marco laboral el Gobierno de Mariano Rajoy. La recuperación de la prevalencia del convenio sectorial sobre el del empresa y la vuelta a la ultraactividad será la punta de lanza de esa contrarreforma que volverá a copar las mesas de diálogo social entre el Ministerio de Trabajo, la patronal y los sindicatos. En estas también se discutirá la limitación de la subcontratación y sus condiciones laborales, según explicaron fuentes del Ejecutivo.

La pandemia del coronavirus dinamitó la agenda legislativa del Gobierno de coalición y dejó en 'stand by' varias de las negociaciones en curso. Una de estas fue la derogación de parte de la reforma laboral del 2012, la de aquellos aspectos que permitían un mayor consenso entre los dos socios de Gobierno. Las conversaciones con la CEOE, CCOO y UGT estaban ya encauzadas cuando llegó el virus y, hasta entonces, la primera fecha 'límite' que el Ministerio de Trabajo dejó caer sobre la mesa de diálogo social para cerrar una primera modificación fue septiembre.

Tres cuestiones estaban entonces sobre la mesa: la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa, la ultraactividad y la limitación de la subcontratación entre empresas. No había consenso todavía sobre ninguna, pues la CEOE se resiste a retroceder las posiciones que le confirió el reforma del PP y el Gobierno ha priorizado hasta ahora las cuestiones en las que puede recabar el consenso total entre las partes. Y el planteamiento una vez retomada esta parte de la agenda laboral seguirá siendo el mismo, según ha expresado la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo. "Somos un Gobierno que se faja muy bien en el diálogo social, tanto con el campo empresarial como con el campo sindical y ahí estaremos constantemente", ha afirmado.

Es por ello que los temas que primero van a volver a debatirse en la esfera del diálogo social es que los convenios del sector vuelvan a prevalecer sobre los de empresa y la ultraactivadad. Pues CEOE, si bien está en contra de modificarlos, estos no son los elementos que más rechazo le generan de la lista del Gobierno. Calvo ha explicado que su objetivo es "modificar la estructura, el ámbito temporal y las condiciones de inaplicación de la negociación colectiva".

Todos estos elementos, a los que Trabajo también añadirá la limitación de la capacidad de las empresas de modificar unilateralmente las condiciones de trabajo, buscan dar un mayor poder negociador a los sindicatos de cara a frenar devaluaciones salariales o modificaciones sustanciales de las condiciones en los próximos meses. Algo por lo que están apretando las centrales, que ya alertaron a principios de verano de una posible devaluación salarial generalizada aplicada por aquellas empresas que necesitarán cuadrar balances ante el impacto económico de la covid.

Teletrabajo y 'Ley Rider'

Te puede interesar

Otras dos bazas en lo laboral que pretende sacar adelante el Gobierno este curso son la nueva ley del trabajo a distancia y la regulación del trabajo en plataformas digitales. Dos cambios normativos que ya han comenzado a andar, tanto a nivel de trámita como de negociación. De hecho, el borrador para la nueva ley del teletrabajo en el sector privado ya está cerrado entre Trabajo, patronal y sindicatos. A falta de la ratificación de todos los aspectos entre las partes, su aprobación podría ir a Consejo de Ministros este mismo mes.

Y mientras la del teletrabajo ya está prácticamente finiquitada, la de 'Ley Rider' está pendiente de comenzarse a negociar con los agentes sociales. Salió a consulta pública a primeros de junio, desde entonces ha estado parada y ahora el Gobierno ha decidido revitalizarla para su agenda. Esta normativa pretende aclarar el status legal de los trabajadores de plataforma para evitar el uso de falsos autónomos y su extensión en otros ámbitos económicos. El Ministerio de Trabajo se encuentra actualmente negociando con los agentes sociales la que está llamada a ser la cuarta prórroga de los ertes y una vez finiquite dichas negociaciones podrá plantearse abrir de nuevas.