24 nov 2020

Ir a contenido

Impacto económico

Dos de cada tres agencias de viajes podrían desaparecer por la crisis del covid

Las patronales Acave y Unav reclaman que los ertes de fuerza mayor puedan prolongarse hasta marzo y una reducción del IVA

Denuncian el escaso peso del Ministerio de Turismo a la hora de negociar en Europa y con Hacienda

Eduardo López Alonso

Varias personas miran el escaparate de una agencia de viajes, en Madrid.

Varias personas miran el escaparate de una agencia de viajes, en Madrid. / AGUSTÍN CATALÁN

Las agencias de viajes españolas afrontan la recta final del año con funestas perspectivas. Las patronales de las agencias de viajes asisten con alarma a la lentitud con la que se definen las ayudas para el sector, tras un verano que no ha logrado enmendar una campaña turística globalmente nefasta. El presidente de la patronal AcaveMartí Sarrate, ha reclamado este miércoles que los expedientes de regulación de empleo por fuerza mayor se plolonguen hasta el 31 de marzoy que se recorte el IVA para el sector del 21% al 5%. La Unión Nacional de Agencias de Viajes (Unav) divulgó este miércoles un comunicado en el que calculan que dos de cada tres agencias de viajes desaparecerán si no se amplía la posibilidad de aplicar ertes hasta el año que viene. La situación es dramática, sin turismo y con restricciones a los viajes. Sarrate denunció también el "poco peso específico de España en las negociaciones en Europa " y el temor a que las agencias de viaje queden excluidas de las ayudas comunitarias para la reactivación económica. 

Sarrate recordó que las dificultades del sector son consecuencia de las restricciones al turismo europeo y a la reducción de vuelos de al menos el 20%. Catalunya está siendo una de las comunidades autónomas más perjudicadas por la situación, ya que supone el 24% del turismo en España. Mención aparte es la demanda por parte de las agencias de viaje de unos 400 millones de euros que deben las aerolíneas a las agencias por la suspensión de vuelos, y que las agencias reembolsaron a los viajeros y que las compañías áereas se han negado por ahora a devolver a las agencias. 

Sarrate se muestra partidario de reclamar un plan renove para el sector turístico que se fundamente en una reducción de impuestos, también por la reducción del IVA, y por un plan global que promocione el turismo interior y restablezca el volumen de vuelos. Sobre los viajes englobados en el Imserso, y que suponen del orden de 900.000 plazas hoteleras, las agencias de viaje critican la falta de información por parte del Gobierno. La falta de planificación hace temer al sector de que se vaya a posponer la campaña de este año.

Sobre la prolongación de los ertes al año que viene, el sector considera que permitiría amortiguar el impacto de la crisis hasta el inicio de la próxima campaña turística. "El Gobierno ha de entender que es una medida excepcional y que un trabajador, a partir del sexto mes de erte, no puede pasar de cobrar de un 70% de su salario al 50%, porque no se puede vivir con ese 50%. Además, la parte empresarial tampoco puede asumir las cargas de la Seguridad Social durante un tiempo tan prolongado", explicó José Luis Méndez, presidente de Unav. 

El colectivo de agencias #locosporviajar, que agrupa a 33 pequeñas agencias de viaje, cifra en un 95% la caída del volumen de negocio en relación con años anteriores. Es un ejemplo del impacto de la crisis en el eslabón más débil de la cadena turística, los puntos de venta. Al balance negativo de la temporada de verano se une la descapitalización derivada de los depósitos entregados a las aerolíneas y no devueltos, así como al hecho de que la agencias están sosteniendo a los trabajadores que han tenido dificultades para cobrar durante los ertes. Para este colectivo en concreto, que da empleo a unas 700 familias, "el problema no es tanto la caída de las ventas, sino el conjunto de circunstancias que está llevando a una grave descapitalización de los negocios". Entre esas circunstancias destacan las dificultades en el cobro de los ertes. En esta asociación figuran empresas medianas del sector como Altaïr Viajes, Tuareg, Kananga, Rutas 10, Charter, etc.

Para Unav, la caída de ingresos este año superará el 70%. Para Acave, la actual crisis se puede llevar por delante al 60% de los puntos de venta, unos 9.500 en España. Ante la gravedad del contexto, algunos turoperadores y agencias de viajes emisoras barajan en estos momentos acogerse al concurso de acreedores al no poder aguantar sin ingresos. Por un lado, la demanda es menor para viajar por España y, por otro, hay una gran cantidad de hoteles y alojamientos turísticos que se están viendo abocados al cierre o que ni siquiera han abierto. Unos 200 hoteles han dado por cerrada la campaña. El 80% de los hoteles de ciudad no llegaron a abrir este verano.

El sector reclama que los fondos europeos lleguen a las empresas del sector. "Necesitamos que se utilicen los fondos europeos para salvar una situación nunca antes conocida y poder así mantener el tejido empresarial de las agencias de viajes y los autónomos", insisten en Unav.

El colectivo #Locosporviajar ha solicitado que se tome nota de las acciones que se están llevando a cabo en países como Italia, donde el Gobierno anunció este agosto un rescate de las agencias de viaje con un fondo de 265 millones de euros.