Mercado laboral

Catalunya se descuelga de la tenue recuperación del empleo en agosto

España consigue ganar ocupados por primera vez en un agosto ocupados, aunque la mala temporada turística hunde el empleo en Barcelona

El paro vuelve a crecer tras el respiro de julio y suma 29.780 desempleados más; hasta los 3,8 millones de parados

Reclamaciones por la dificultad en el cobro de las ayudas del Sepe en la oficina de públicas de empleo, en la calle Sepúlveda de Barcelona.

Reclamaciones por la dificultad en el cobro de las ayudas del Sepe en la oficina de públicas de empleo, en la calle Sepúlveda de Barcelona. / Jordi Cotrina (El Periódico)

4
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Catalunya se descolgó en agosto de la tenue recuperación del empleo que registró el conjunto del mercado laboral español. Por primera vez en la historia de la Seguridad Social, España gana nuevos ocupados en agosto; un mes que tradicionalmente es de pérdida de empleo por el final de la temporada turística. Catalunya, no obstante, no ha participado de dicha efeméride. Más concretamente la provincia de Barcelona, donde la creación de empleo se ha hundido por la fallida temporada turística. Por su parte, el paro volvió a repuntar en todo el país, tras el paréntesis que supuso julio y el número de parados en toda España ya supera los 3,8 millones de personas.

Agosto compatibilizó una leve creación de ocupación con una leve alza del desempleo, dos tendencias que no son excluyentes en el mercado laboral. Tras la hecatombe experimentada en marzo, la tenue recuperación posterior que ganó algo de vigor en los meses veraniegos se esté alargando, de momento, también en agosto. Por primera vez en la historia de la Seguridad Social el número de trabajadores en activo ha aumentado respecto al mes anterior. Eso sí, su avance ha sido testimonial, con un incremento de 6.822 trabajadores afiliados más; hasta los 18,79 millones de ocupados. 

El paciente no está ni mucho menos recuperado, pero evoluciona favorablemente y ha podido continuar su rehabilitación en agosto. No obstante, no en todos los territorios están en la misma fase de recuperación y el factor turismo es un elemento clave. La mitad oriental de la península perdió ocupados en agosto, con Catalunya, mejor dicho, Barcelona, a la cabeza. La capital catalana fue un punto ciego para el empleo, pues mientras Girona, Tarragona y Lleida recuperaron algo, Barcelona perdió más de 25.000 trabajadores en activo. El turismo interno que sí ha permitido un respiro en el resto del territorio no ha llegado a Barcelona, mucho más dependiente de los visitantes internacionales. 

"La finalización precipitada de la temporada de verano que ha tenido un impacto relevante en el mercado laboral catalàn", ha reconocido el secretario general de Treball, Josep Ginesta; sobre los malos datos en Barcelona en agosto. Murcia (-0,6%), Aragón (-0,4%), País Vasco (-0,4%), Valencia (-0,2%), Madrid (-0,2%), Castilla La Mancha (-0,2%) también se quedaron fuera de esa tenue recuperación, aunque en menor medida que Catalunya (-0,7%), arrastrada por ese efecto 'Barcelona vacía'.

Hay elementos que no cambian pese a la pandemia en el mercado laboral español, como la intensa destrucción de empleo temporal el último día de la temporada estival. 331.142 trabajadores fueron dados de baja el 31 de agosto, con el cierre del mes. El movimiento de altas y bajas, pese a que finalmente el saldo final ha sido positivo, demuestra un menor movimientos. Se firman menos contratos, concretamente se rubricaron 1,18 millones de contratos en agosto; el 26,4% menos que el mismo mes del año anterior. Las actividades relacionadas con educación (-4,2%) o las actividades recreativas (-3,7%) han sido las que han protagonizado peores registros.

El paro registra su menor incremento desde el 2016

Si bien agosto del 2020 ha sido el primer agosto que ha dejado 'números verdes' en cuanto a nuevos trabajadores en activo, el paro ha seguido subiendo, como es habitual al final del verano. Que estos dos indicadores suban no es incompatibles y con anterioridad ya han convivido así. El paro volvió a crecer en agosto tras el respiro de julio y sumó 29.780 nuevos desempleados. No obstante, este incremento no fue especialmente elevado y registró su menor alza desde agosto del 2016. Las personas que buscan pero no consiguen encontrar trabajo en España ya superan la cota de los 3,8 millones. 

"La consolidación de la recuperación se va produciendo", ha afirmado el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez. No obstante, hay colectivos a los que está recuperación está tardando en llegar. Es el caso de las mujeres, entre las cuales el paro no ha parado de subir (con la excepción de julio) en lo que va del 2020; ya de antes de la llegada del virus. Ellas representan el 57,8% de los desempleados. En parte, ello se explica por la rápida recuperación de sectores como la construcción, eminentemente masculinizada, y el mayor impacto en otros como la hostelería, mayoritariamente feminizada.

Catalunya lideró el repunte, con unos registros especialmente malos. Pues si el desempleo creció en toda España, en términos relativos, el 0,8%; en Catalunya aumentó el 2,4%, hasta las 480.642 personas en paro. La Comunidad de Madrid ha sido la segunda autonomía donde más ha crecido el desempleo, en 6.260 personas; hasta los 429.798 desempleados. No obstante, fue Islas Baleares, en términos relativos, donde más subio el paro; con un incremento del 3%.

ERTEs: quedan 812.438 afectados

Noticias relacionadas

A los 3,8 millones de personas en paro cabe sumar 812.438 trabajadores que continúan teniendo empleo, pero que están suspendidos del mismo por un erte. El número de afectados por un expediente de este tipo sigue a la baja, desde ese pico de 3,4 millones de suspendidos al que se llegó en abril. La desafectación, no obstante, ha sido "algo más lenta", según ha señalado el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo. Ya que las empresas que siguen en erte cada vez están más concentradas en unos sectores concretos, con especiales limitaciones para reactivarse.

Estos sectores más afectados por esta crisis de la covid son la hostelería, la restauración y el comercio; que entre las tres suman casi la mitad de las personas en erte. Catalunya, con 170.242 trabajadores afectados por un erte, es la segunda comunidad autónoma con más suspensiones después de Madrid.

Temas

Empleo