EFECTOS DE LA BANCARIA

De Guindos alerta de la caída de la rentabilidad de los bancos y urge fusiones

El vicepresidente del Banco Central Europeo prevé que la rentabilidad baje a menos del 2% este año y por debajo del 3% el que viene

La bolsa refleja con una caída del 30% anual la disparidad entre los resultados bancarios y los requerimientos de los accionistas de más del 10%

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos. 

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos.  / DAVID CASTRO

2
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, alertó este martes de la alarmante caída de rentabilidad de los bancos europeos como consecuencia de la pandemia y que amenaza con desplomar esa rentabilidad desde el 6% en el 2019 a menos del 2% este año y menos del 3% en el 2021. Como consecuencia de esta caída de eficiencia en la gestión bancaria, el precio de las acciones de las entidades se ha recortado en torno al 30%, como consecuencia de que los accionistas exigen una rentabilidad de al menos el 10% o 12%, explicó De Guindos. El efecto de esta situación es una necesidad de lo que De Guindos describió como necesidades urgentes de reducción de costes y procesos de consolidación o fusiones en el sector.

Durante su intervención en un seminario en la Universidad Menéndez Pelayo organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie), De Guindos ha opinado que la situación de capital y solvencia de la banca es mucho mejor que en la crisis de hace 12 años pero siguen la incertidumbres. "Antes de la crisis del covid-19 era muy importe ajustar costes y eliminar exceso de capacidad, pero con la pandemia dichas actuaciones se han hecho mucho más imprescindibles", ha advertido el banquero, para quien la consolidación del sector puede ser un instrumento muy útil. "Creemos que ese proceso debería llevarse de manera relativamente rápida y urgente", ha apuntado, en unos momentos que ha descrito como "delicados" desde un punto de vista de valoración de activos en el sector como consecuencia de esa baja rentabilidad bancaria. 

De Guindos ha advertido de que el proceso de recuperación económica tras la pandemia será "incierto, desigual e incompleto" en el sentido que se está plasmando de manera dispar por territorios y sectores de actividad y en un entorno de baja inflación. Un elemento que muestran los indicadores, según De Guindos, es que el empleo mejora de una manera más lenta que la economía y que el cuidado de ese factor debe ser prioritario para las políticas económicas de cualquier país europeo. 

Noticias relacionadas

En su opinión, la recuperación rápida de la economía es "natural", pero reconoció que las alzas trimestrales del PIB pueden dar una señal algo engañosa de recuperación más rápida de la real y que es necesario fijarse más en las variaciones del PIB en términos absolutos que en porcentajes tras las caídas tras profundas de este año. 

Sobre la política económica de los países, el responsable del BCE no quiso dar consejos pero apuntó que "cualquier política fiscal deberá ser una ayuda para solventar los problemas que causará en el futuro un incremento de la ratio entre deuda pública y PIB y la sostenibilidad de las cuentas públicas a medio plazo". Alertó De Guindos que pasar por la pandemia de una ratio del 95% de deuda pública sobre PIB a más del 120% requerirá medidas fiscales en el futuro.