comercio internacional

Amenaza arancelaria de EEUU al whisky escocés

El sector asegura que las ventas han caído el 30%, en una seria amenaza a un sector que emplea a 11.000 personas

Degustación de whisky en las destilerías Fair, en Edimburgo, Escocia.

Degustación de whisky en las destilerías Fair, en Edimburgo, Escocia. / David Cheskin

Se lee en minutos

Los productores de whisky británicos están en pie de guerra ante la amenaza de los aranceles de EEUU a la emblemática bebida escocesa y exigen soluciones al Ejecutivo. El Gobierno de Estados Unidos dijo el miércoles que mantendrá aranceles del 15% a los aviones Airbus y aranceles del 25% a otros productos europeos como parte de una disputa comercial de larga duración y que la salida del Reino Unido de la UE no ha enmendado. La secretaria de Comercio británica, Liz Truss, acogió este jueves con satisfacción la ausencia de nuevos aranceles, pero reconoció que ha planteado el problema del whisky a su homólogo estadounidense, Robert Lighthizer, y que pretende una solución especial para este producto y que se eliminen las cargas específicas a las importaciones desde el Reino Unido. Se calcula que la industria del whisky da empleo a unas 11.000 personas en Gran Bretaña y que las ventas se han desplomado el 30% desde que se entró en vigor el arancel.   

Te puede interesar

"Estos aranceles dañan la industria y los medios de vida en ambos lados del Atlántico y no benefician a nadie", dijo Truss en un comunicado el jueves. Después de dejar la Unión Europea a principios de este año, Gran Bretaña está tratando de cerrar acuerdos comerciales rápidos con socios importantes como Estados Unidos para capitalizar su nueva libertad para lograr acuerdos bilaterales en lugar de acuerdos a nivel de la UE. Pero Gran Bretaña aún se ha visto afectada por la decisión de Washington de imponer aranceles a una variedad de alimentos, vinos y licores de la UE en represalia por los subsidios de la UE a los grandes aviones.

La Asociación de Whisky Escocés dijo que la caída de las exportaciones a Estados Unidos amenaza a un sector estratégico en Escocia. "El whisky escocés es una parte crucial de la economía de Escocia, ya que emplea a más de 11.000 personas y muchas más a través de nuestra cadena de suministro, en algunos de los trabajos más productivos del Reino Unido", dijo. "El arancel está infligiendo un daño enorme al sector del whisky escocés, con exportaciones a Estados Unidos que bajaron un 30% desde que entró en vigor el arancel y la industria lidia con pérdidas que ahora suman alrededor de 300 millones de libras (392 millones de dólares)", dijo la directora ejecutiva de la Asociación del Whisky Escocés, Karen Betts.

Temas

Comercio