29 oct 2020

Ir a contenido

Entrevista

Reyes Maroto: "Hay consenso para que los ertes se prolonguen"

La ministra de Industria, Comercio y Turismo dice que las cuarentenas "hacen difícil que la temporada se salde con niveles aceptables"

Antes de la pandemia se producían en España menos de 100.000 mascarillas al mes, hoy se fabrican 110 millones

Sara Ledo Agustí Sala

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, en una entrevista con EL PERIÓDICO. / JOSÉ LUIS ROCA

Con la resaca de las dramáticas cifras de llegada de turistas en el primer semestre (10,8 millones, un 71,7% menos que en 2019) y la cuarentena de Reino Unido todavía sin revisar, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto (Medina del Campo, 1973), hace una valoración de lo que queda de año en una entrevista con EL PERIÓDICO: "Va a ser un año malo, eso ya lo hemos interiorizado".

¿Esperaban tal caída de turistas en los primeros seis meses? 

Se esperaban porque estuvimos en estado de alarma hasta el 21 de junio. Dicho lo cual, el verano se presenta complicado. El turismo se está recuperando de forma lenta. Estamos controlando los rebrotes, pero el riesgo resta confianza al consumidor. Además, el primer país emisor nos ha impuesto una cuarentena que ha mermado la confianza del turista británico por una posible nueva cuarentena en un futuro. Esos dos elementos hacen que estemos muy preocupados por la recuperación del turismo.

¿Cómo evoluciona la negociación con el Reino Unido? Se han sumado otros países... 

Estamos trabajando con las autoridades británicas y el resto de países  en la transparencia de los datos. La situación en España es muy asimétrica. Nada tienen que ver las zonas de Aragón o Catalunya con Canarias, Asturias o Galicia; por lo que, en las soluciones que tomen nuestros países vecinos tiene que estar esa asimetría en la recomendación o no de viajar a España. Es voluntad de los dos gobiernos amigos buscar elementos que nos ayuden a tomar decisiones que pasan por eliminar cuarentenas y reforzar elementos de seguridad en destino que el Gobierno británico cree necesarios.

¿Como cuáles? 

Vamos a lanzar una app covid y hemos reforzado sanidad exterior; además, las comunidades están haciendo un esfuerzo ingente para controlar los rebrotes. No estamos como estábamos en marzo, nuestra voluntad es que no nos volvamos a confinar. Se están haciendo bien las cosas pero el virus sigue con nosotros y eso genera desconfianza que en el consumo es clave. 

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, antes de la entrevista. / JOSÉ LUIS ROCA

¿Dan por perdido el año?

La cuarentena de Reino Unido o la recomendación de Alemania de no viajar a tres comunidades van a ser muy difíciles de recuperar porque era un turista que ya había hecho sus reservas y al que tenemos que volver a estimular. El turismo que no vino en el estado de alarma no va a venir; la Semana Santa no la vamos a recuperar, tampoco mayo, ni junio. El verano abría con expectativas malas, pero con expectativas, de entre el 60% y el 30% de ocupación. Sin duda, la falta de movilidad y, sobre todo, la falta de confianza que han generado estas medidas nos hace difícil que la temporada turística se salde con unos niveles aceptables que permitan afrontar el final de año con una perspectiva positiva.

¿Qué previsiones manejan? 

Es difícil hacer previsiones. Va a ser un año malo, eso ya lo hemos interiorizado. Tenemos que seguir protegiendo el empleo y el tejido productivo para que aguante hasta que en 2021 contemos ya con la vacuna o con un tratamiento efectivo y se recupere la confianza. Una vez que tengamos confianza y movilidad, el turismo se va a recuperar más rápido, probablemente, que otros sectores económicos.

Se habla no solo de alargar los ertes hasta diciembre, sino hasta marzo. ¿Hay posibilidades? 

Los ertes han sido una medida muy eficaz y, además, hay voluntad y consenso, tanto por parte de los agentes sociales como por parte del Gobierno, para prolongarlos. Será en el marco del diálogo social donde se ponga fecha a esa prórroga pero lo importante es dar un mensaje de tranquilidad a trabajadores y empresas.

Los empresarios piden ayudas directas. ¿Las habrá? 

Este Gobierno ha hecho un esfuerzo para que estuviera en la agenda política el turismo; un sector prioritario, que genera empleo y riqueza en el territorio. Y seguimos trabajando para reforzar algunas medidas. El turismo va a ser uno de los sectores que más ayudas va a tener del plan de inversiones y de reformas. Habrá dos planes específicos para las islas Canarias y Baleares y un plan de inversiones [general] con el que vamos a conseguir no solo aguantar el impacto del covid sino también abordar las grandes transformaciones que el sector necesita y demanda. 

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, consulta su teléfono móvil. / JOSÉ LUIS ROCA

Según los la 'consellera' Chacon, a Catalunya le corresponden 7.500 millones. ¿Es así? 

El fondo se va a distribuir en función de proyectos, no del peso de la población o del PIB de la comunidad. Incluso va a haber proyectos de distintas comunidades autónomas. Es decir, no todo tiene que estar liderado por una región sino que vamos a buscar la transversalidad. Vamos a aprovechar los fondos para acelerar cambios que hubiéramos tardado una década en propiciar como la digitalización de nuestro modelo turístico. Eso no encaja con una visión del territorio sino con una visión de país. 

"Nos preocupa mucho el otoño porque si la reactivación de la economía va más lenta eso va a hacer que el consumo se retraiga"

Reyes Maroto

Ministra de Industria, Comercio y Turismo

¿Celebrarán un Davos del Turismo? 

Estamos trabajando con la Organización Mundial del Turismo (OMT) y dependerá de la pandemia. Pero para nosotros Fitur va a ser el renacer del sector turístico tras el impacto del covid, aunque todo va a depender de la pandemia y de si podemos o no podemos garantizar la seguridad de los visitantes. 

La hostelería alerta del cierre de 65.000 establecimientos. ¿Se puede evitar esta hecatombe? 

Comercio, turismo y hostelería son sectores que dependen mucho del consumo y de la confianza y van a tardar más en salir, aunque hay mucha heterogeneidad. Nos preocupa mucho el otoño porque si la reactivación de la economía va más lenta eso va a hacer que el consumo se retraiga. La gente necesita certezas como seguridad en su puesto de trabajo, eso es lo que en una crisis  incentiva o desincentiva el consumo. Hay una tasa de ahorro alta que nos va a permitir ganar tiempo. ¿Cuánto vamos a aguantar? Depende de la confianza y de que la pandemia esté controlada. Es clave recuperar los niveles de confianza de consumo para salir gradualmente de la crisis. 

Se habla mucho de cambio de modelo productivo ¿Debemos reducir el peso del turismo? 

El turismo va a añadir valor y probablemente pueda crecer, pero eso no es incompatible con que la industria gane peso. La barrera dentro de los procesos productivos cada vez es más difusa. Tenemos que transformar nuestro modelo añadiendo valor y generando valor allí donde no lo tenemos. Necesitamos competir en calidad, no en precio. España no es un país low cost. 

¿Qué hay de la reserva de productos sanitarios? 

Al mes ya se fabrican en España 110 millones de mascarillas [antes de la pandemia se producían menos de 100.000]. Ha habido un efecto llamada con iniciativa pública y privada que ha hecho que no tengamos que depender de compras internacionales sino que seamos exportadores. Nos han desbordado las propuestas de inversión. Además, la convocatoria para subvencionar proyectos ha superado el presupuesto [11 millones de euros] con más de 350 solicitudes por 101 millones.

La industria va a menos. Despidos en Alcoa, cierres en Nissan... 

Hay empresas en crisis que han sabido dar un salto cualitativo, cambiar el modelo y apostar por productos y procesos innovadores. Las empresas de las que me habláis no han hecho esa transformación. Nissan está a un 20% de su producción, llevaba un tiempo sin invertir en las tres plantas y en particular en Zona Franca, lo cual daba que pensar que no tenía un proyecto. Alcoa es igual, no tiene un proyecto para España. La hibernación de las cubas supone ir cerrando la planta en fascículos. Si no tiene un proyecto lo que tiene que hacer es dar paso a otros que sí lo tienen. Hay empresas que no entran en crisis porque se anticipan; las que no se anticipan, el Estado las ayuda, pero por muchas ayudas, si no hay un proyecto industrial, no van a sobrevivir. 

"Si Alcoa no tiene un proyecto, lo que tiene que hacer es dar paso a otros que sí lo tienen"

Reyes Maroto

Ministra de Industria, Comercio y Turismo

¿Qué pasará con Alcoa?

La negociación del ere está encallada. Estamos hablando con todas las partes para poder llegar a un acuerdo. Lo importante es no parar las cubas y centrar esfuerzos en la venta de la planta. Liberty House tiene un proyecto industrial solvente, de futuro, basado en el hidrógeno verde.

Tras el acuerdo en Nissan, ¿hay candidatos para comprarla o para la reindustrialización?  

Tenemos proyectos, estamos avanzando pero voy a ser prudente para no generar falsas expectativas. Zona Franca es un polo de conocimiento, se está generando un ecosistema de start-ups a su alrededor que pueden ayudar a cualquier inversor. Además, la actitud de la empresa es de acompañamiento. El compromiso asumido hasta finales del 2021 es un ejercicio de responsabilidad pero es su obligación para buscar proyectos de reindustrialización en las plantas.