18 sep 2020

Ir a contenido

EFECTOS DE LA PANDEMIA

La compraventa de vivienda cae un 34,3% en junio

A pesar de que el descenso es el más acusados desde el 2014, ha habido un ligero repunte respecto a mayo

Durante la primera mitad de este año, se han registrado 67.524 transacciones menos en el 2019

Max Jiménez Botías

La compraventa de vivienda cae un 34,3% en junio. En la foto, una promoción de vivienda nueva en Barcelona, en una imagen de archivo. / DANNY CAMINAL / VÍDEO: EUROPA PRESS

Las compraventas de viviendas inscritas en los registros disminuyeron un 34,3% en junio en comparación con el mismo mes del  2019, hasta 27.221 casas, según los datos difundidos este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La venta de viviendas nuevas cayó en junio un 24,5% en tasa interanual y marca el cuarto mes consecutivo en tasa negativa superior al 20%, en tanto que las transmisiones de las usadas (el 80% del total) retrocedieron un 36,4 % hasta 21.794 operaciones, el número más bajo en un mes de junio desde 2014.

"Estas cifras son comparables al peor periodo post burbuja, ya que las poco más de 27.000 transacciones significan la peor cifra registrada en junio desde el 2014. Por otro lado, se observa un cambio de tendencia en la comparación mensual, pues por primera vez después de cuatro meses de caídas se han vendido más viviendas que en el mes anterior”, subraya Ferran Font, director de estudios de Pisos.com.

 “Los datos del mes de junio muestran una caída más moderada que los datos del mes de mayo y abril, lo que podría indicar que poco a poco las cifras de compraventa vayan a mostrar caídas más leves con el inicio de la 'nueva normalidad' y quizá en pocos meses volvamos a los datos registrados antes de la pandemia”, explica Anaïs López, directora de Comunicación de Fotocasa.   

De normalizarse la actividad en lo que resta de año, la caída de transacciones totales a final de año, podría rondar el 25% sobre las 501.085 operaciones que se registraron en el conjunto del 2019. De hecho ese porcentaje es el descenso que se ha producido en la primera parte de este año, con una caída de operaciones de 67.524 sobre ela mitad del 2019. El año anterior las compraventas sumaron 268.018 operaciones, mientras que en el 2020, la cifra es de 200.494. Los descensos ya comenzaron a notarse en marzo y se han prolongado en los meses siguientes hasta ahora. Mayo fue el peor mes, con 22.395, menos de la mitad de las 48.351 que se produjeron en el mismo mes del 2019.

Descensos generalizados

Los descensos en las compraventas de pisos fueron generalizados en todas las comunidades autónomas, con especial incidencia en Galicia (44,8 %), Comunidad Valenciana (43,9 %) y Canarias (41,8 %).

Pese al descenso, en junio ha habido cierto repunte respecto a meses anteriores. Así, en junio, que fue el mes del final del estado de alarma, se registraron 5.000 viviendas vendidas más que en mayo y 2.000 más que en abril, que fueron los dos meses completos de reclusión por la pandemia. En mayo, la cifra de operaciones descendió casi un 54% interanual, hasta su nivel más bajo desde 2013.

En los seis primeros meses del año, la compraventa de viviendas cayó un 24,6 % en tasa interanual, con un descenso del 23,1% en las transacciones de viviendas nuevas y del 25% para las usadas. 

La vivienda usada, que cierra el mes muy cerca de las 22.000 operaciones, sigue liderando esta estadística, aunque su descenso es un 12% superior a la obra nueva, cuya caída es importante aunque más moderada. Territorialmente, las comunidades que siguen liderando las transacciones son Andalucía, Catalunya y Madrid. El impacto de la pandemia ha sido importantísimo en todas las comunidades aunque irregular. Mientras Catalunya se sitúa por debajo de la media española, Andalucía y Madrid prácticamente están un 10% por encima de la comunidad catalana.

Según los expertos se ha detectado un gran movimiento en el sector inmobiliario con el inicio de la desescalada, que "nos hace ser optimistas frente al futuro del sector inmobiliario y podría indicar que la recuperación pueda ser más rápida de lo esperado", apunta López. “De hecho, los primeros datos de los que disponemos sobre la demanda de vivienda señalan se esta se mantiene estable después del estado de alarma y en niveles casi idénticos: del 22% de particulares entre 18 y 65 años que estaban buscando una vivienda antes de la pandemia se ha pasado al 21% que hay después”, explica la portavoz de Fotocasa.