23 sep 2020

Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Nissan y los sindicatos se acercan a un acuerdo tras una reunión maratoniana

Los representantes de los trabajadores dijeron 'no' por la mañana a la empresa pero aceptan seguir hablando hasta el último momento

La compañía mantiene su propuesta de cerrar en diciembre de 2021 pero los trabajadores deben volver a la producción tras el verano

Xavier Pérez

Representantes sindicales de Nissan durante una reunión de mediación.

Representantes sindicales de Nissan durante una reunión de mediación.

Desde que el pasado 28 de mayo Makoto UchidaCEOde Nissan, anunciara el cese de actividad en sus plantas catalanas de Zona Franca, Sant Andreu de la Barca y Montcada i Reixac para diciembre de este año, argumentando baja productividad y necesidad de reducir volumen de producción a escala mundial, los trabajadores de Nissan Motor Ibérica han vivido un auténtico calvario personal y emocional. 

Más de tres meses en huelga, una negociación enconada y un ultimátum empresarial, para que hasta la pasada medianoche no se esperaba conocer el desenlace final. Algo que tampoco sucedió ya que en estos momentos siguen negociando superados todos los plazos, tras más de 29 horas seguidas de reunión. A las 14 horas los representantes de los trabajdores han comunicado un receso de hora y mediaA la vuelta la empresa deberá responder sobre la útlima propuesta de los trabajadores de no realizar despidos traumáticos hasta diciembre del 2021. Fuentes cercanas a la negociación han confirmado a EL PERIÓDICO que ese es el punto que ahora mismo separa ambas partes de un principio de acuerdo.

En la prórroga desde ayer a las 10

El Departament de Treball convocó a los sindicatos a las diez de la mañana del martes para conocer su respuesta a la última oferta presentada por la compañía para abordar el cierre de las fábricas. La postura de antes de entrar en la reunión era clara. «Desde el Comité de Empresa vamos a dejar muy claro que la propuesta de la empresa no se acepta y que para abrir la negociación  es necesario acordar la garantía de empleo para todos los trabajadores, acordar el proceso de reindustrialización y mejorar las indemnizaciones propuestas», argumentaban desde los sindicatos. 

Después de reunirse con los sindicatos, la mediadora del expediente de regulación en el departament Treball, también convocó a la dirección de la empresa para comunicarle la decisión de los empleados, aunque antes trató de llegar a un último acuerdo dentro de la prórroga tácita del periodo de consultas (que se alarga mientras no se comunica la decisión final). 

Todo ello sucedió de forma telemática, del mismo modo que se habían llevado a cabo las ocho reuniones de mediación que concluyeron el pasado viernes sin acuerdo. Por la mañana, los representantes sindicales no estuvieron juntos siguiendo la reunión desde la fábrica de la Zona Franca como habían hecho en las anteriores convocatorias.

A primera hora de la tarde de ayer los trabajadores dejaron entrever que estarían dispuestos a volver al trabajo, como condición primordial de la empresa para dilatar el cierre a diciembre de 2021, pero manteniendo el punto de discrepancia en que no quieren despidos traumáticos hasta esa fecha, mientras hubiese actividad industrial (la empresa se compromete pero hasta diciembre de 2020). Esta es la propuesta principal que está valorando la empresa. 

También pidieron que se creara una mesa de reindustrialización con la intervención activa de los comités, así como una garantía por parte de la empresa de asegurar el futuro ofreciendo los activos necesarios a las empresas que pudieran instalarse una vez Nissan abandone las plantas.

Una reunión sin fin

A las seis y media de la tarde la mediadora del Departament de Treball volvió a convocar a las partes en un último intento de acuerdo. Tras un primer intercambio de opiniones, en el que los sindicatos dejaron entrever que todavía tenían ganas de negociar, la dirección y la mediadora acrodaron con ellos alargar el periodo de consultas hasta medianoche. Un tiempo que transcurrió y todo ha seguido igual.

La compañía se mantien en su posición de ofrecer una buena retribución en indemnizaciones, «entre tres y cuatro veces más que la media del mercado», según la empresa, y aplazar el cierre un año para intentar hallar soluciones inversoras para las instalaciones y el grueso de los empleados.

A las 22:30 horas la negociación sigue estancada, sin apenas avances, y fuentes cercanas advierten de una gran tensión. Pasado el plazo que se habían dado las posturas seguían enconadas, aunque ambas partes suspiraban por un acuerdo. Un largo suspiro porque a las 14:00 de hoy miércoles seguián las negociaciones, detenidas por un receso para el almuerzo.

Los representantes de los trabajadores han lamentado el uso del tiempo que ha hecho la empresa en esta última parte de la negociación. "El tiempo de reunió efectiva fue solo de una hora y media en todo este periodo", admiten los sindicatos. "Ahora mismo la empresa no es capaz de poner sobre la mesa una solución para que no haya bajas traumáticas hasta diciembre de 2021", indicó a ACN el representante de UGT en Nissan, Javi Hernández.

La empresa ha reiterado que si no se consigue llegar a un acuerdo se aplicará el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores, que prevé el despido colectivo por causas económicas, organizativas, técnicas o de producción con las indemnizaciones mínimas que marca la ley. 

La multinacional mantiene su oferta de un plan de prejubilaciones a los nacidos antes del 31 de diciembre de 1966 que incluye el abono de un complemento hasta el 90 % del salario neto hasta los 63 años. Para los nacidos entre enero de 1967 y diciembre de 1970, la dirección plantea un plan de rentas que incluye un complemento hasta el 75 % del salario neto hasta los 61 años, mientras que al resto de empleados menores de 50 años la dirección propone una indemnización de 60 días de salario por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades

Temas Nissan