25 oct 2020

Ir a contenido

ABANDONADO EN EL CENTRO DE SALUD

Detenido el jefe del jornalero que murió de un golpe de calor en Lorca (Murcia)

El arrestado es un ecuatoriano, de 42 años, que se enfrenta a una acusación como presunto autor de un delito contra los derechos de los trabajadores

El Periódico

Jornalero trabajando en el campo.

Jornalero trabajando en el campo. / Ramon Gabriel

La Guardia Civil ha detenido este domingo al jefe del jornalero nicaragüense de 50 años, migrante en situación irregular en España que este sábado fue abandonado en un centro de salud de Lorca tras ser sacado de una furgoneta con un severo golpe de calor del que falleció, ha informado la Policía Judicial. 

El arrestado es un ecuatoriano de 42 años que se enfrenta a una acusación como presunto autor de un delito contra los derechos de los trabajadores por estar al cargo de este temporero cuando trabajaba en una finca de la pedanía de El Esparragal, en Puerto Lumbreras, localidad limítrofe con Lorca, ha informado Efe. 

El 112 informó este sábado de que recibió desde urgencias del centro de salud Lorca-Sutullena la petición de una ambulancia medicalizada con mejores medios para atender a un hombre, de 50 años, en ropa de trabajo abandonado sin compañía y en muy mal estado sobre las 15,30 horas en esas instalaciones, donde luego quedó inconsciente y murió en manos de los sanitarios llegados en el vehículo especializado.

Incumplimiento de la normativa laboral

En la comarca donde se produjeron los hechos, en alerta naranja por temperaturas máximas extremas de 12 a 21 horas, llegaron a alcanzarse hasta 44,4 grados centígrados en la pedanía lorquina de Zarcilla de Ramos. 
Desde CCOO han reaccionado con un comunicado que señala que este nuevo accidente mortal pone de manifiesto el incumplimiento de la normativa laboral y los planes de prevención de riesgos en el trabajo y a reforzar el aumento de la siniestralidad denunciada por el sindicato por la falta de medios y de inspecciones a las empresas sobre esos planes y medidas para evitar casos como este. 

"Venimos denunciando públicamente y ante la Inspección de Trabajo del ministerio del ramo los incumplimientos de las empresas, que no facilitan agua fresca para beber a su personal ni comedores donde puedan protegerse de las inclemencias climáticas y que incluso incumplen la jornada intensiva, con el agravante de estar advertidas de las altas temperaturas que se darían en estos días", ha afirmado. "La exposición a temperaturas ambientales extremas representa un peligro bien conocido para la salud, cuya gravedad oscila desde el malestar y la fatiga hasta el temido golpe de calor con este fatal desenlace que ha supuesto la vida de la persona afectada", ha añadido.