15 ago 2020

Ir a contenido

resultados

El Sabadell cierra 90 oficinas más de las previstas durante la crisis

El banco ganó 145 millones después de destinar 1.089 millones a provisiones por el covid-19

MaxJiménez Botías

Edificio del Banc Sabadell en Barcelona.

Edificio del Banc Sabadell en Barcelona. / AFP / PIERRE-PHILIPPE MARCOU

El Banc Sabadell ha aprovechado la crisis del coronavirus para avanzar su plan de cierre de oficinas para este año, sumando 90 sucursales sobre las que tenía previsto, hasta un total de 230, lo que implicará que la entidad tenga que estudiar una estrategia con alternativas para los empleados. Así lo ha confirmado el consejero delegado del banco, Jaime Guardiola, durante la rueda de prensa posterior a la presentación de los resultados correspondientes al primer semestre del actual ejercicio.

Guardiola ha explicado que el número óptimo de sucursales es un tema "dinámico" que se va modificando según las necesidades de los clientes, que son quienes determinan el nivel de oferta comercial que se requiere. "Ahora hemos pegado un acelerón al ver la reacción de los clientes en el confinamiento, algo que en general hemos hecho todos los bancos", ha justificado.

En su opinión, este tipo de crisis sirven para acelerar tendencias que ya existían, ya que toda la parte del mundo no vinculado a la estricta venta puede hacerse 'on line' adaptándose la red de oficinas. Lo mismo ha ocurrido con el teletrabajo, que se "intensificará" tras la ayuda que ha supuesto en elementos de productividad. "La tendencia va hacia menosoficinas y más grandes, ya que hay un migración de la transaccionalidad hacia los canales digitales". ha comentado Guardiola.

Resultados semestrales

El Sabadell ha cerrado el primer semestre de 2020 con un beneficio neto atribuido de 145 millones de euros un 72,7% inferior en términos interanuales tras acumular las provisiones requeridas por un total de 1.089 millones de euros (968 millones de euros sin contar con la filial británica TSB) por la actualización de los modelos que incorporan los nuevos escenarios macroeconómicos por el covid-19. Estas dotaciones suponen un coste del riesgo de crédito de 107 puntos básico.

Los ingresos del negocio bancario (margen de intereses  más comisiones netas) han alzanzado los 2.378 millones, un 5,3% menos en términos interanuales y mantienen su estabilidad pese a un trimestre excepcional.

El segundo trimestre ha registrado una significativa recuperación de la actividad en las últimas semanas del mismo hasta alcanzar los niveles de antes de la crisis sanitaria, lo que permite al banco aumentar su cuota de mercado en facturación de TPV, tarjetas de crédito y seguros. El margen de intereses se sitúa a cierre de junio de 2020 en 1.705 millones de euros, un 5,6% inferior interanualmente por el efecto de los tipos de interés así como por la menor aportación de la cartera de renta fija, que se han visto  parcialmente compensados por mayores volúmenes y el menor coste de financiación mayorista.

Caen las comisiones

 Las comisiones netas han ascendido a 673 millones de euros, un 4,6% inferior al año anterior, por la caída de la actividad y la situación de excepcionalidad en la primera parte del trimestre.

La inversión crediticia ha alcanzado un saldo de 145.131 millones de euros (110.941 millones de euros sin TSB) y presenta un crecimiento interanual del 2,4%. En España, ha registrado un crecimientio del 4,1% interanual y del 2,1% en el trimestre impulsada principalmente por la concesión de préstamos ICO a empresas, pymes y autónomos y por las hipotecas, que siguen mostrando un buen comportamiento en términos interanuales.

Los recursos de clientes en balance totalizan 147.572 millones de euros (111.525 millones de euros sin TSB) y presentan un crecimiento del 4,0% interanual (2,7% sin considerar TSB) y del 2,5% en el trimestre (1,9% sin considerar TSB), gracias alc recimiento de las cuentas a la vista.

Actuaciones frente a  la crisis

El banco ha concedido un total de 9.300 millones de euros en operaciones de crédito con garantía ICO para pymes, autónomos y grandes empresas, a los que hay que sumar 1.700 millones de euros más en proceso de concesión. A estas cifras hay que añadir la concesión a autónomos y empresas de 9.978 millones de euros en créditos con garantía Banc Sabadell hasta junio de 2020.

Por lo que respecta a particulares, ha concedido hasta junio de 2020 moratorias hipotecarias por un valor de 2.326 millones de euros, y 201 millones de euros en moratorias de consumo. En este caso, 969 millones corresponden a las moratorias amparadas por el decreto-ley, y un total de 1.558 millones a las moratorias sectoriales. 

Gestión del riesgo

En cuanto a la gestión del riesgo, el banco destaca una reducción en los últimos 12 meses de los activos problemáticos, que a cierre de junio de 2020 tenían un saldo de 7.820 millones de euros, de los que 6.359 millones corresponden a activos dudosos y 1.460 millones de euros a activos adjudicados. Este nivel de activos problemáticos (NPA) supone que la ratio sobre el total de activos se reduzca, y se sitúe en el 1,6% comparada con el 1,8% del segundo trimestre del año anterior.

La cobertura de activos problemáticos se sitúa en el 51,8%, por lo que la cobertura de dudosos alcanza el 55,6% y la cobertura de los activos adjudicados el 35,2%. La ratio de activos problemáticos sobre la inversión crediticia bruta más los activos inmobiliarios se sitúa en el 5,1% desde el 5,5% en el primer semestre de 2019. La ratio de morosidad del grupo se sitúa en el 3,95%, porcentaje que muestra una mejora respecto el segundo trimestre del año anterior, cuando se situó en el 4,05%.

El ratio de capital  permite encarar con solidez el entorno macroeconómico actual. Así, la ratio de primera calidad CET1 se refuerza y aumenta 55 pb en el trimestre, y se sitúa en el 11,9% 'fully-loaded' a cierre de junio de 2020.