15 ago 2020

Ir a contenido

sector aéreo

El grupo IAG pierde 3.806 millones y anuncia una ampliación de capital

El hólding realizará una ampliación de capital de 2.750 millones apoyada por el principal accionista

La compañía mantiene abierta la compra de Air Europa pero a un precio distinto al ofrecido en noviembre

Sara Ledo

Un Boeing 747 de British Airways minutos antes de aterrizar en el aeropuerto londinense de Heathrow.

Un Boeing 747 de British Airways minutos antes de aterrizar en el aeropuerto londinense de Heathrow. / JUSTIN TALLIS / AFP

El grupo IAG, que incluye a compañías aéreas como British Airways, Iberia y Vueling, entre otras, registró pérdidas de 3.806 millones de euros en el primer semestre de 2020, frente a un beneficio de 806 millones de euros. Como consecuencia de la situación generada por la crisis del covid-19 y sus efectos sobre los resultados del grupo, IAG ha anunciado una ampliación de capital de hasta 2.750 millones de euros, que será respaldada por el principal accionista y suscrita,y está sujeta a la aprobación de la junta de accionistas en septiembre.

La mayoría de las aeronaves del grupo permanecieron en tierra en el segundo trimestre con una mínima programación de vuelos de pasajeros para viajes esenciales y repatriaciones. En concreto, la capacidad operada en el trimestre disminuyó un 95,3% respecto a 2019 y para el semestre, un 56,2% respecto a 2019. Esta situación ha generado pérdidas operativas antes de partidas excepcionales de 1.900 millones de euros en el primer semestre del año, frente a un beneficio de 1.095 millones registrado en junio del 2019.

IAG no espera alcanzar el punto de equilibrio hasta el cuarto trimestre de 2020. El escenario actual de planificación de la capacidad aumentará durante el tercer y cuarto trimestre hasta un -74% y un -46% en comparación con 2019, respectivamente, sujeto a las restricciones de viaje que se impongan. Según sus previsiones, no estima recuperar los niveles de demanda de 2019 al menos hasta el año 2023 y está reestructurando su base de costes para reducir el tamaño de la aerolínea. 

Los costes operativos en efectivo del segundo trimestre se redujeron hasta 205 millones de euros a la semana; en este sentido, abril y mayo se situaron ligeramente por debajo de lo previsto inicialmente, con 195 millones de euros a la semana, a pesar de los costes adicionales que ha supuesto operar vuelos exclusivamente de carga. IAG ha aplazado la entrega de 68 nuevas aeronaves prevista entre 2020 y 2022 y ha retirado anticipadamente algunos aviones con más años de servicio, incluyendo 32 Boeing 747 y 15 Airbus A340-600.

Los costes excepcionales en el semestre fueron de 2.137 millones de euros debido a la baja contable de coberturas de combustible y de tipo de cambio para el 2020 y al deterioro de la flota. Las pérdidas después de impuestos antes de partidas excepcionales del semestre fueron de 1.965 millones de euros.

El 'holding' ha confirmado que mantiene "activamente" las conversaciones con Globalia con respecto a una posible reestructuración de la adquisición de Air Europa, tanto de precio como de forma de pago, y espera tener un acuerdo en positivo o en negativo antes del final de 2020. "El precio que acordamos en noviembre no vale en estos momentos, pero nosotros vemos el valor que podría tener una compañía como Air Europa en el medio y largo plazo para reforzar el hub de Madrid y las conexiones con Latinoamérica", ha indicado el presidente de Iberia, Luis Gallego. "Entendemos que se recuperará mejor el turismo español con una Air Europa dentro de IAG que fuera", ha añadido.

Ampliación de capital

El efectivo se situó en 6.016 millones de euros a 30 de junio de 2020, lo que supone una disminución de 667 millones de euros respecto a 31 de diciembre de 2019. Las líneas de financiación generales y de aeronaves comprometidas y no utilizadas ascendían a 2.100 millones de euros, suponiendo una liquidez total de 8.100 millones de euros. 

La compañía ha anunciado una ampliación de capital por un importe de hasta 2.750 millones de euros que debe ser aprobada en la Junta General de Accionistas que se celebrará en septiembrepara cubrir las necesidades de la compañía en el peor escenario posible de evolución de la crisis, según ha explicado Gallego. 

El principal accionista de la compañía con un 25,1% de participación, Qatar Airways, ya ha confirmado su apoyo a esta propuesta con el compromiso de suscribir sus derechos de suscripción preferente. El resto de la propuesta "está asegurada en su totalidad" por ciertas entidades financieras por medio de un contrato de aseguramiento standby. Con este aumento de capital, la compañía prevé reforzar su balance, reduciendo su apalancamiento financiero y aumentando su posición de liquidez.

Cambios en la presidencia de IAG 

El Consejo de Administración de IAG ha aprobado el plan de sucesión de su presidente, Antonio Vázquez, que será sustituido por Javier Ferrán. Tras haber alcanzado nueve años en el cargo el pasado mes de enero (máximo recomendado en el código de gobierno corporativo del Reino Unido), Antonio Vázquez ha comunicado su intención de retirarse a comienzos del mes de enero de 2021 y dejar su puesto como miembro y Presidente del Consejo de Administración. 

Vázquez continuará presidiendo el Consejo de Administración durante el resto del año 2020, sujeto a que su propuesta de reelección como consejero sea aprobada por la próxima Junta General de Accionistas.

"Es un gran privilegio ser presidente de IAG y tomar el relevo de Antonio. Agradezco a mis compañeros en el Consejo su apoyo y confianza. Estoy comprometido a liderar el grupo a través de esta crisis y a trabajar con Luis (Gallego) para construir un  futuro sólido, en el que el grupo continúe asumiendo un papel de liderazgo en la industria", ha expuesto el futuro presidente, Javier Ferrán, en un comunicado.

Temas Vueling Iberia