08 ago 2020

Ir a contenido

Más de lo previsto

El PIB de Alemania cae con un récord histórico del 10,1% en el segundo trimestre

La caída es más del doble de la más alta registrada durante la crisis financiera y económica del 2008 y el 2009

El Periódico

La cancillera alemana, Angela Merkel, durante un rueda de prensa.

La cancillera alemana, Angela Merkel, durante un rueda de prensa. / HAYOUNG JEON (REUTERS)

El producto interior bruto (PIB) alemán tuvo en el segundo trimestre del año una caída del 10,1%, la más fuerte desde que se comenzó a registrar este dato en el país.

La Oficina Federal de Estadística (Destatis) indicó que la caída fue más del doble de la más alta registrada durante la crisis financiera y económica del 2008 y el 2009; en el primer trimestre del año el PIB alemán cayó un 2,2% con respecto al último trimestre del 2019.

Entre abril y junio tanto las exportaciones como las importaciones tuvieron una fuerte caída lo mismo que la demanda interna y las inversiones en equipo, recoge Efe.

Con respecto al segundo trimestre del 2019 la caída del PIB fue del 11,7%, una bajada más fuerte que todas las registradas durante la crisis financiera y económica.

La caída interanual más fuerte había sido del 7,9% en el segundo trimestre del 2009. La baja trimestral más fuerte se había dado en el primer trimestre de ese mismo año con un 4,7%.

A la espera de la recuperación

La baja del PIB ha sido más fuerte que la pronosticada por la mayoría de los economistas que calculaban una caída del 9%.

"Ahora es oficial, estamos ante la recesión del siglo. Lo que no habían logrado ni los 'crash' bursátiles ni la crisis del petróleo lo ha conseguido un ser diminuto de 160 nanometros de tamaño llamado corona", dijo el economista del Dekabank Andreas Scheurle.

Los expertos esperan que en el tercer trimestre se inicie un proceso de recuperación y el Instituto Alemán de Estudios Económicos (DIW) de Berlín, por ejemplo, pronostica para el tercer trimestre un crecimiento de en torno al 3%.

Eso se debe a que muchas de las restricciones relacionadas con la lucha contra el coronavirus se han relajado y a que el paquete coyuntural del Gobierno puede darle un impulso importante a la actividad económica.

Sin embargo, el DIW advierte que se necesitarán cerca de dos años para recuperar lo perdido con la recesión actual.