AUTOMOCIÓN

Nissan propone un plan social incentivado para llegar a un acuerdo

Los sindicatos y la empresa han celebrado hoy la penúltima reunión de mediación en el Departament de Treball que ha acabado sin entente

La compañía mantiene la propuesta de retrasar el cierre a junio de 2021 e incluye prejubilaciones con el 85% del salario neto hasta los 61 años

Protesta de los trabajadores de Nissan en una de las reuniones de mediación.

Protesta de los trabajadores de Nissan en una de las reuniones de mediación.

1
Se lee en minutos
Xavier Pérez

La dirección de Nissan Motor Ibérica y los representantes de los sindicatos celebraron hou la quinta y penúltima reunión de mediación convocada por el Departament de Treball para tratar de llegar a un acuerdo y pactar las condiciones del cierre de las plantas de Zona Franca, Montcada y Reixac y Sant Andreu de la Barca a partir de diciembre de 2020.

Las posturas podrían acercarse tras el último movimiento con un plan social incentivado por parte de la empresa que, además, de reiteró su esfuerzo por colaborar en la búsqueda de alternativas de reindustrialización. También mantiene la propuesta hecha en la últimas reuniones del compromiso de retrasar el cierre a junio de 2021 y no aplicar despidos traumáticos hasta el 20 de diciembre 2020. Aunque para ello siguen sosteniendo la idea de negociar bajo la forma del marco legal del ERE, algo que los trabajadores siempre han rechazado.

El equipo de trabajo de Frank Torres, encargado de la negociación por parte de la empresa, añadió a su propuesta inicial un plan social que prevé perjubilaciones para los empleados nacidos antes de 1967 "con un complemento hasta el 85% del salario neto hasta los 61 años, así como el abono del Convenio Especial con la Seguridad Social hasta los 63". Los empleados nacidos con posteroridad entre 1967 y 1970 se les propone un plan de rentas con un complemento de hasta el 70% del salario neto hasta los 61 años.

Noticias relacionadas

La propuesta del plan para el resto de empleados menores de 50 años contempla una indemnización de 45/33 días de salario por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades, mientras que para los empleados que se pudieran recolocar en alguna de las posibles alternativas industriales (que de momento siguen sin existir de forma concreta), la indemnización máxima sería de 33 días por año trabajado con un tope de 42 mensualidades.

Mañana se celebrará la sexta y última reunión de mediación.

Temas

Nissan