30 oct 2020

Ir a contenido

balance semestral

Los resultados de Almirall caen el 31,5% por la crisis sanitaria

Los ingresos netos del grupo descendieron el 7,7%, hasta los 433 millones de euros

El Periódico

La sede de Almirall. 

La sede de Almirall. 

El grupo Almirall obtuvo un beneficio neto de 42,4 millones de euros en el primer semestre del año, cifra un 31,5% inferior a la del mismo periodo de 2019, debido al impacto del coronavirus en su negocio, que afectó especialmente al área de dermatología en Europa y Estados Unidos, ha informado este lunes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El resultado neto normalizado de la biofarmacéutica alcanzó entre enero y junio los 59,5 millones de euros, con un descenso del 21,7% respecto al primer semestre de 2019, mientras que sus ingresos totales se redujeron un 7,7%, hasta los 433 millones, con una caída de las ventas netas del 1%, hasta los 426 millones de euros.

El resultado bruto de explotación (ebitda) de la biofarmacéutica alcanzó los 137,2 millones de euros, un 17,4% menos, en tanto que el resultado neto de explotación (Ebit) sumó 75,3 millones de euros, con un retroceso del 25,4% respecto al primer semestre del año pasado.

El grupo farmacéutico de la familia Gallardo situó su margen bruto en la línea esperada, en un 69,6%, con un descenso de 220 puntos básicos respecto al año anterior, que la compañía atribuye a los genéricos de Aczone.

Los gastos en Investigación y Desarrollo (I+D) ascendieron a 40,8 millones de euros en el primer semestre, mientras que los costes generales y de administración sumaron 186,8 millones de euros, un 7,6% menos, debido a la repercusión del coronavirus en las operaciones comerciales.

Escenario sin precedente

Almirall ha subrayado que la pandemia la ha obligado a enfrentarse a un escenario "sin precedentes y desafiante", que varía además en función de las filiales.

"La compañía ha logrado responder a esta situación de manera que su impacto en los resultados operativos ha quedado limitado, manteniendo la estabilidad en un periodo ciertamente convulso", ha destacado el consejero delegado de Almirall, Peter Guenter.

La compañía ha revisado a la baja sus estimaciones financieras para este año, cuantificando el impacto del coronavirus. Así, espera que las ventas netas se reduzcan este año "de un dígito bajo a medio" y que el ebitda se sitúe entre los 230 y los 250 millones de euros.

Temas Almirall