08 ago 2020

Ir a contenido

LA RECUPERACÍÓN DE UN SECTOR ESTRATÉGICO

La cara oculta de los planes de ayuda del Gobierno para la compra de vehículos

Hay declarar la subvención en la renta de 2020, lo que puede hacer saltar de tramo e incluso tener que presentar la liquidación a quienes no están obligados

Los fabricantes recelan de algunos puntos de los planes, como que el Moves se gestiones desde las autonomías y que la app del Renove no llegue hasta otoño

Xavier Pérez

Un coche eléctrico durante la recarga.

Un coche eléctrico durante la recarga.

El Gobierno español ha aprobado hace un mes un ambicioso plan de ayudas para el sector de la automoción, un plan estrella de reactivación económica que para los usuarios de a pie supone una oportunidad para adquirir un vehículo nuevo y, de paso, contribuir a reducir la edad media del parque automovilístico. Para ello se destinan 3.750 millones de euros de los que 350 millones servirán para este cometido, y todo en dos planes distintos, el Moves II (100 millones) y el Renove (250 millones).

Se trata de dos programas que en el fondo persiguen el mismo objetivo y que toparán, a buen seguro, con los mismos problemas de ejecución. Según como se mire la opción del Moves puede ser más atractiva para la compra de eléctricos, de gas y de híbridos enchufables, ya que los usuarios no están obligados a dar un vehículo para achatarramiento, mientras que en el Renove (más de 10 años de antigüedad).

El Moves, sin embargo, está dotado de menos dinero (solo 100 millones) y los fondos los gestiona el IDAE. Con este plan se consigue una subvención de hasta 4.000 euros (sin achatarrar ningún coche) y de hasta 5.500 aportando un vehículo de más de 10 años.

Gestión de las Comunidades Autónomas

En el Real Decreto 569/2020 se establece en el Plan Moves II la concesión directa de ayuda de acuerdo a la Ley General de Subvenciones, y el programa está regulado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) dentro del Programa Operativo Plurirregional de España 2014-2020, de ahí que la gestión final recaiga en las autonomías.

El Peugeot 3008 hibrido enchufable se beneficia de las ayudas / PEUGEOT

Los fabricantes apuestan por los planes, pero también reclaman mayor concreción y rapidez de aplicación. "Lo más importante es que estos planes se puedan aplicar cuanto antes", explica José Antonio León Capitán, director de comunicación y asuntos públicos del Grupo PSA (Opel, Citroën, Peugeot y DS) en España.

Joseé Antonio León Capitán, director comunicación PSA España / PSA

El directivo reconoce que "a día de hoy ninguna Comunidad Autónoma ha lanzado el Moves, incluso teniendo a su disposición el presupuesto a traves de IDAE. El hecho de que todavía no sean aplicables, en vez de estimular la demanda provoca una gran incertidumbre en el mercado y el efecto de “espera” que lo ralentiza".

Para León Capitán, "los incentivos a los vehículos de bajas emisiones ayudan al cliente a renovar sus vehículos por otros más eficientes y menos contaminantes. Además de los incentivos, para conseguir una verdadera electrificación del parque, es necesario el incremento de instraestructuras de recarga pública, donde estamos a la cola en Europa. En Groupe PSA ya hemos realizado la electrificación de nuestra red de concesionarios, que están totalmente preparados para comercializar y reparar vehículos eléctricos, pero ellos nos siguen transmitiendo que una de las grandes preocupaciones del cliente es la escasez de recarga pública", admite el responsable de asuntos públicos del grupo automovilístico.

Marco Toro, consejero delegado de Nissan Iberia / NISSAN

También es cierto que otros fabricantes dudan de la efectividad a nivel nacional de este plan. El motivo no es otro que la gestión recae en las comunidades autónomas, por lo que los ritmos y plazos de implementación no son iguales (algunas ya han empezado, como Madrid, pero otras no). "Con ello es muy difícil articular una campaña comercial a nivel nacional", lamenta el todavía director general y consejero delegado de Nissan Iberia, Marco Toro.

El Renove obliga a 'jubilar' un coche

En el caso del Renove existe el ‘inconveniente’ para clientes particulares (o autónomos) que hay que entregar un vehículo antiguo a cambio, además de que las ayudas solo llegan al tope de 4.000 euros cumpliendo todos los requisitos y comprando un coche 100% eléctrico o de pila de combustible de etiqueta ‘Cero’. En el mejor de los casos, para un coche con motor de combustión (diesel o de gasolina) solo se obtendrán 800 euros. Si es híbrido (no enchufable) serán 1.000 euros. Si se entrega un coche de más de 20 años se bonificará con 500 euros adicionales. Sí es cierto que las ayudas incluyen a todo tipo de mecánicas, incluyendo eléctricos puros, de gas, híbridos, enchufables, diesel y gasolina, pero los importes son menores.

La parte positiva también está en que los fabricantes ofrecerán una ayuda adicional en modo de descuento equivalente al mismo importe que subvenciona el Estado. "La aportación que hacen las marcas es similar a la de la ayuda recibida del Gobierno con un máximo de 1.000 €", explica León Capitán. También es importante saber que se puede acceder a un vehículos kilómetro '0' matriculado a partir de enero de 2020 (con factura de compraventa a partir del 15 de junio).

Una 'app' que aún no funciona

Otro inconveniente que encontramos en el Renove que la solicitud de ayuda estatal hay que realizarla a través de una plataforma digital, una 'app' que no se espera que esté operativa hasta el mes de octubre o noviembre. La del Moves será distinta en cada comunidad autónoma. Mientras, son los concesionarios los que deben realizar los trámites, luego el usuario debe recibir la aprobación de la ayuda.

José Antonio León Capitán señala en este sentido que "el cliente particular, puede acogerse al Plan Moves II para operaciones desde el 18 de junio, y al Plan Renove desde el 15 de junio, siempre y cuando cumpla el resto de requisitos del plan para Renove, y los requisitos adicionales que se definan en las convocatorias de Moves pendientes de publicar por las comunidades autónomas. El cliente tendrá que realizar la solicitud de ayuda una vez esté disponible la aplicación específica para el Plan Renove, y las aplicaciones de cada comunidad autónoma para Moves". Estas medidas son las que pueden despistar mucho al usuario. Además, se debe mantener la titularidad del vehículo durante dos años desde el momento de la concesión de la subvención (que si tarda seis meses son seis meses más de valor residual que se le resta al coche).

Ojo con la Declaración de Renta

También hay que tener en cuenta el tema fiscal del Plan Moves II y del Plan Renove, ya que la ayuda se tipifica como una ganancia patrimonial no derivada de transmisión de elementos patrimoniales, por lo que se sumará a la base general del IRPF, teniéndose que incluir en la Declaración de la Renta del Ejercicio de 2020 y se tributa por ello según la base de retención.

La ayuda a la compra debe declararse al fisco / QUIM ROSER

Eso puede implicar que personas que no están obligadas a presentar la declaración porque sus ingresos son más bajos, deban hacerlo al considerarse que se trata de dos pagadores. También puede suponer un problema ya que con la ayuda se puede saltar de tramo en el IRPF y cotizar de forma superior, por lo que el ‘coste fiscal’ sea superior a la ayuda recibida. Vamos, casi ni lo comido por lo servido.

Temas Nissan