28 oct 2020

Ir a contenido

'CASO TÁNDEM': CLOACAS POLICIALES

Villarejo ofreció a Iberdrola un contacto con la administración Trump

La eléctrica contrató al excomisario para investigar a Florentino Perez "ante un escenario de conflicto"

La relación con las empresas del expolicía se prolongó hasta el 2017, año en que ingresó en prisión

Ángeles Vázquez Sara Ledo

Villarejo ofreció a Iberdrola un contacto con la administración Trump

Las relación empresarial entre Iberdrola y el entramado del excomisario José Manuel Villarejo empezó en el 2004 y se prolongó hasta el 2017, el mismo año en que el expolicía ingresó en prisión por el 'caso Tándem', en el que se investigan las cloacas policiales. Probablemente a que existiera un vínculo tan prolongado contribuyó que las empresas del expolicía no dejaban pasar una sola oportunidad de negocio, como muestra que en julio del 2017 llegaran a ofrecerse a través de un correo electrónico a la eléctrica para proporcionarle "un acercamiento real y efectivo a la Administración Trump", según consta en el sumario de la pieza relativa a esa compañía al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO.

Solo tres meses y medio antes del arresto de Villarejo, el entonces jefe de Seguridad de Iberdrola, Antonio Asenjo, mandó un correo electrónico al socio de expolicía, Rafael Redondo, para preguntarle por la relación con la administración del presidente estadounidense, Donald Trump, que podía tener un supuesto embajador que se había puesto en contacto con Iberdrola. Redondo la pilla al vuelo y le responde que esa persona ya no es embajador de Estados Unidos para ofrecerse a proporcionarla: "Si tenéis verdadero interés en hacer un acercamiento real y efectivo a la Administración Trump tenemos posibilidad de lograrlo".

Asenjo le agradece "el ofrecimiento que por supuesto" trasladará a quien corresponde, aunque entiende que quien tiene esa "responsabilidad conferida" en la "casa ya tienen que tener sus canales establecidos". Asenjo abandonó Iberdrola en octubre del 2019 al conocerse su relación con Cenyt y las empresas de Villarejo. En el correo que mandó a sus hasta entonces compañeros dejó caer: "Tener la certeza que todo siempre tuvo su razón de ser en algún momento, y que en situaciones desesperadas las acciones realizadas permitieron a lberdrola, y a algunos de sus importantes ejecutivos, salir airosos de complicados escenarios, y poder asumir posteriormente, y por sí mismos, el éxito conseguido".

Investigar a "FLO"

Las diligencias seguidas contra Villarejo acumulan más de una veintena de piezas en las que se investigan los audios que atesoraba y su contratación por destacadas empresas y grandes fortunas para investigar a socios o competidores. En el caso de Iberdrola eso ocurrió con el presidente de ACS, Florentino Pérez. La eléctrica recurrió al expolicía para "verificar cualquier dato y/o circunstancia de interés sobre 'FLO' y/o su equipo humano, que pudiera ser empleado en un escenario de conflicto, en caso de que este llegara finalmente a tener lugar".

A lo largo del 2009 Villarejo presentó a Iberdrola informes en los que describía las investigaciones llevadas a cabo sobre el constructor, mediante "una estrategia de penetración" en su "entorno y nuevas líneas de trabajo para la búsqueda de datos sensibles" que le "afecten directamente y/o su entorno más directo", entre los que citaba "el uso de su condición de presidente del Real Madrid para conseguir negocios lucrativos en el continente asiático en el año 2005, avatares de diversos fichajes futbolísticos que pudieran comprometer a su club" o una supuesta "vinculación con sociedades pantalla que utilizaría para sus actividades opacas".

El propio Florentino Pérez declaró en la Audiencia Nacional que "no había tenido conocimiento de que había sido investigado por Cenyt hasta que en el mes de febrero del 2019 dos periodistas, cuya identidad no aportó justificando que había sido informado de ello bajo estricta confidencialidad, le habían advertido" que el propietario de Moncloa.com "tenía en su poder documentos y grabaciones que le habían sido vendidos por Gemma Alcalá Garcés, esposa de Villarejo, y que podría evitar la publicación si pagaba 1.000.000 euros". 

Iberdrola hizo varias transferencias a Cenyt por sus trabajos. Una en febrero de 2005 por valor de 301.414 eurosotra en abril de ese mismo año por 220.413 y una tercera en marzo de 2009 por valor de 232.000. De ese año son los proyectos Gipsy y Posy, en los que Villarejo investigó si directivo de Iberdrola facilitaba información a Florentino Pérez y la relativa al propio presidente blanco.