08 ago 2020

Ir a contenido

propuestas

El Cercle reclama un salto hacia una economía descentralizada

El organismo apela a aprovechar los fondos europeos para frenar la "deriva centralista"

Insta al Govern que salga de las urnas a variar la tendencia de pérdida "de tiempo y ambición"

Agustí Sala

Javier Faus, en un debate económico.

Javier Faus, en un debate económico.

Menos centralización económica y más digitalización e innovación territorializada. Tras meses de silencio, el Cercle d'Economia ha irrumpido en el debate político y económico apelando a que España aproveche los fondos de la Unión Europea (UE) en los próximos años no solo para dar un salto en competitividad sino para frenar "la deriva centalizadora" que, a su juicio, se produce "desde hace décadas".

Pero no solo se dirige al Gobierno central sino que también lee la cartilla al Govern y, tras reprochar la pérdida "de tiempo y ambición" en Catalunya en los últimos años, pide que el próximo Ejecutivo catalán que surja de las urnas, dando por finiquidtado al actual, que priorice "la recuperación social y económica" y la colaboración con el Gobierno central y las empresas.   

En una nota de opinión bajo el título 'Un objetivo histórico para Europea, España y Catalunya", la entidad, invocando la colaboración y la cooperación como ejes principales, trata de recuperar su capacidad de influencia con una propuesta de hoja de ruta para superar la crisis provocada por el coronavirus que ha afectado "a todos lois niveles" y con un impacto económico "fortísimo y generalizado".

Reclama que se trabaje para "una economia más diversificada, descentalizada, basada en ecosistemas o clústers creados desde el aumento de las conexiones , la mejora de la colaboración  y la intensificación de la cooperación".

Y no solo se trata de la descentralización administrativa, advierten, sino "de la actividad económica de alto valor añadido", con el objetivo de evitar "posicionamientos iliberales y populistas".  En este sentido recuerdan que el Cercle ya alertó sobre la tendencia centralizadora en el 2001 y,  lejos de reducirse, esta ha aumentado. Incluso se pregunta "¿Cómo sería España si hace 20 años se hubiera ejecutado el corredor mediterráneo, con todos los efectos colaterales sobre la industria?".

Oportunidad de oro

Según la entidad que preside Javier Faus, en la actualidad el país cuenta "con una oportunidad de oro" para modificar esta tendencia y para impulsar el crecimiento de la productividad "distribuyendo mejor los recursos en sectores que hagan de tractores futuros". 

El Cercle defiende la necesidad de transitar hacia una economia más innovadora, digitalizada, que apueste "decididamente por un aumento de la productividad, invirtiendo en proyectos de futuro relacionados, por ejemplo, con la industria, la economía circular, la digitalización, las ciendas de la vida y el sector del ocio y de la cultura".

Tras felicitarse por el acuerdo que ha supuesto un avance en la unión europea reclama una política económica "rápida, contundente, efectiva y transformadora", con una mirada a medio y largo plazo. A juicio del Cercle los fondos europeos deben ir "acompañados de mecanismos que incentiven la implementación de las reformas estructurales que España necesita desde hace mucho tiempo".

Agencia de evaluación de proyectos

Y ante la escasez de recursos públicos reclaman la creación de una agencia independiente de evaluación de los proyectos, para asegurarnos de que estos contribuirán a aumentar la productividad de la economía española.

Respecto a Catalunya, a la vez que la comunidad en los últomos años ha perdido "tiempo y ambición", aseguran que "ahora toca reaccionar" y cooperar con el Gobienro central y con las empresas. "Tanto el aislamiento como el centralismo alimentan un marco mental que no sirve para los retos del presente", sentencian.

Apelan a que el Govern que surja de las próximas elecciones autonómicas, con la legitimidad de tener sus ideales políticos, deberá priorizar la recuperación social y económica "desde una perspectiva a medio y largo plazo y que lleve a cabo una política econóimca, dialogante, realista y previsible".

En declaraciones a EL PERIÓDICO, Faus subraya la importancia del acuerdo en la UE para el fondo de reconstrucción y la necesidad de que se utilicen "para cambiar la economía, que es algo que no se ha hecho en los últimos 20 años".

A su vez destaca la necesidad de que los proyectos que se manden a Europa para ser financiados cuenten con mucha "meritocracia" e incorporen la redistribución de la productividad. Pese a la descentralización administrativa, no ha habido otra económica, si no al contrario, avisa.

'Brexit' y 'chalecos amarillos'

Revertir ese proceso, asegura, sería una vía de frenar movimientos como los que desembocaron en el 'brexit' o los 'chalecos amarillos' en Francia. Y respecto a Catalunya, sin negar la legitimidad de aspiraciones como la independencia, afirma que ahora "es el momento de ponerse a trabajar".          

La voz del Cercle se echaba de menos desde hace unos meses, ya que solía pronunciarse sobre todas las cuestiones políticas, económicas y sociales importantes. La entidad, tras la tormenta vivida entre socios y expresidentes disconformes con el estilo del actual presidente, Javier Faus, ha vuelto a cierta calma y a lanzar sus propuestas. 

Durante la conferencia del 'vicepresident' Pere Aragonès en el Cercle hace unos día, Faus ya anunció que la entidad se iba a pronunciar sobre los últimos acontecimientos.