'Spending review'

La AIReF aconseja revisar al alza los tipos reducidos de IVA por su ineficiencia

Recomienda eliminar la tributación conjunta en el IRPF porque desincentiva la participación laboral de la mujer

Plantea la reformulación completa del incentivo a los planes de pensiones porque no sirven para ahorrar

La presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, Cristina Herrero, durante una comparecencia en el Congreso.

La presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, Cristina Herrero, durante una comparecencia en el Congreso. / EFE / Victor Lerena

Se lee en minutos
Sara Ledo

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) recomienda revisar al alza los tipos reducidos (10%) y superreducidos (4%) de IVA ante su ineficiencia desde el punto de vista distributivo, puesto que afectan tanto a rentas altas como bajas, según plantea el organismo en el informe de la segunda fase del proceso de revisión del gasto público conocido como 'spending review', presentado este miércoles.

Este informe, analiza 13 beneficios fiscales –principalmente en el IRPF, IVA e impuesto de sociedades—con un coste recaudatorio de 35.000 millones de euros (el 60% del total) para determinar si cumplen con el objetivo para el que fueron creados. Además de la revisión de los tipos reducidos de IVA, la AIReF propone la reformulación de la deducción por la aportación a los planes de pensiones, la eliminación de la tributación conjunta en el IRPF y la revisión de la deducción por arrendamiento de viviendas. 

"Los beneficios fiscales tienen un coste de oportunidad en la recaudación (...). Por tanto, es clave garantizar su eficacia lo que implica garantizar que cumplen los objetivos para los que fueron creados", ha explicado la presidenta de la AIReF, Cristina Herrero.

Los tipos reducidos del IVA tienen un coste anual para la Agencia Tributaria de 17.800 millones de euros, el beneficio fiscal que supone un importe mayor. Según el informe, sí cumplen con su objetivo de facilitar el acceso de las rentas bajas a los bienes y servicios de primera necesidad, pero su eficiencia en la redistribución de rentas es muy baja. Las rentas altas consumen más, y por tanto, tienen un beneficio mayor, especialmente en el tipo reducido (10%) que afecta a bienes culturales, paquetes vacacionales, hostelería, restauración, ocio o cultura, dirigidas a rentas medias altas.

El informe también refleja la enorme diferencia en esta fiscalidad respecto a otros países. Por ejemplo, en el caso de las bebidas alcohólicas y no alcohólicas que en España se gravan en bares y restaurantes al tipo reducido del 10% (es el único país junto a Italia con tipo reducido) mientras que en supermercados se gravan al tipo general del 21%.

Por ello, el organismo propone la revisión paulatina de estos tipos reducidos acompasada con la recuperación económica y acompañadas de medidas de gasto que vayan dirigidas a los colectivos más vulnerables y a sectores estratégicos dentro de la estrategia de salida de la crisis, pero sin precipitación. "Existe una mayor eficiencia en otras medidas o políticas de gasto dirigidas a colectivos vulnerables o sectores estratégicos", ha explicado Herrero.

Incentivos del IRPF

De todos los impuestos analizados, el único que el organismo cree que no cumple con el objetivo es la deducción por la aportación a planes de pensiones que pasa por ahorrar para la jubilación fijando una cantidad por la que no pagas hoy impuestos pero sí en el futuro (diferimiento fiscal). Sin embargo, esta fórmula no consigue incentivar el ahorro a largo plazo, además a las rentas más altas (el 20% más rico) van a pagar lo mismo, el diferimiento no le sale a cuenta. Por ello, el organismo pide reformular completamente este beneficio fiscal dentro de las recomendaciones que se acuerden en el Pacto de Toledo.

La AIReF también reclama la desaparición paulatina de la reducción por tributación conjunta del IRPF, al considerar que genera un desincentivo a la participación laboral de las mujeres, acentuando los problemas de brecha de género de la economía española, ya que solo beneficia a los hogares con un solo perceptor de renta. Así como reformular la reducción por arrendamiento de viviendas en el IRPF, que pretende fomentar la oferta de viviendas en alquiler, para facilitar el acceso al alquiler a colectivos vulnerables, teniendo en cuenta las especiales necesidades en áreas metropolitanas. 

Noticias relacionadas

Sociedades

En cuanto a los tipos reducidos del impuesto de sociedades para las sicavs (del 1% frente al 21% del resto), diseñados para fomentar la inversión colectiva y diversificada, la AIReF constata una "alta concentración de las acciones en un número reducido de accionistas" –entre 1 y 3-- que hace dudar de la naturaleza colectiva de la inversión. En este sentido, el organismo propone reforzar los requisitos con medidas como, por ejemplo, fijar un límite máximo de participación por accionista.