25 sep 2020

Ir a contenido

Patronal

Foment alerta de que "la economía no aguantará un segundo confinamiento"

El presidente de la patronal catalana, Josep Sánchez Llibre, insta a la Administración a evitar restricciones a la actividad económica

EFE

Foment alerta de que "la economía no aguantará un segundo confinamiento"

El presidente de Foment del TreballJosep Sánchez Llibre, ha advertido este domingo de que la economía del país está "en la UCI" y, aunque "estamos en condiciones de salir airosos" de la crisis de la covid-19, "no aguantaría un segundo confinamiento". La pandemia de coronavirus, que a mediados de marzo obligó a decretar el estado de alarma y a confinar a la población durante varias semanas, ha dejado la economía en una situación "precaria", con miles de millones de pérdidas y cientos de miles de puestos de trabajo afectados, según ha enfatizado el líder empresarial.

Un segundo confinamiento generalizado sería letal, según ha afirmado Sánchez Llibre en una entrevista con EFE, en la que apela a la "prudencia y la responsabilidad" de los ciudadanos para evitar el peor de los escenarios, partiendo de la base, remarca, que lo más importante en estos momentos es la salud de las personas. "Podemos afirmar con la máxima rotundidad que un segundo confinamiento como el padecido no lo podría aguantar la economía española. Sería un auténtico descalabro que hay que evitar desde todos los puntos de vista", ha subrayado Sánchez Llibre.

Por ahora, la aparición de nuevos brotes ha llevado a la Generalitat a imponer medidas restrictivas en Barcelona y su área metropolitana y en las comarcas del Segrià y la Noguera, donde se está registrando una transmisión del virus comunitaria y los datos de contagios van al alza. Asegura, en este sentido, que el Gobierno debe hacer un esfuerzo por destinar todos los recursos necesarios para garantizar el mantenimiento de la actividad productiva y del empleo previo a la pandemia y salvar así el mayor número de empresas, pymes y autónomos.

Coherencia y seguridad jurídica

El presidente de la patronal sostiene que "lo que más prima en ahora es la seguridad de todos los ciudadanos", pero pide a las administraciones, y especialmente a la Generalitat, que las medidas que adopte para contener la propagación del virus sean "proporcionales y equilibradas" y respeten la "seguridad jurídica".

Sánchez Llibre se refiere a la situación de incertidumbre vivida en los últimos días en la comarca del Segrià, después de que la Generalitat ordenara el confinamiento de Lleida y un juez tumbara esta medida, lo que llevó al Govern a aprobar un decreto ley para implantar las medidas acordadas.

"Lo que ha pasado en Lleida ha mermado la seguridad jurídica y ha creado un problema enorme a los empresarios. Durante dos días nuestros federados lo pasaron muy mal por la inseguridad jurídica que produjeron las decisiones del gobierno de la Generalitat", relata el máximo responsable de Foment del Treball, que califica de "caos" la situación vivida en Lleida, que no se puede repetir. Sánchez Llibre cree que la economía española "tiene la solvencia necesaria" para salir de la delicada situación en la que está, pero para ello, advierte, "tenemos que remar todos en la misma dirección".

"Gran acuerdo institucional"

Hace falta también "un gran acuerdo institucional", en el que participen partidos, administraciones y agentes sociales, que haga posible un pacto para la reactivación económica que se materialice en la aprobación de los presupuestos para 2021, que "tienen que ser los de la recuperación".

"Lo que conviene a la economía española es la 'desideologización' de los partidos políticos. En estos momentos tan delicados, en que nos jugamos millones de empleos y el futuro de millones de familias, creo que no es el momento de fundamentalismos ideológicos ni de propuestas poco experimentadas", sostiene Josep Sánchez Llibre. "Lo que necesitaría la política española, al menos circunstancialmente durante el próximo año, es ir por la vía pragmática y salvar la ocupación y dar confianza a las inversiones", incide el dirigente patronal.

Reconoce que durante el estado de alarma no se produjo "este pragmatismo ni esta hoja de ruta común", pero cree que "aún no hemos entrado en el precipicio" y que el país tiene la oportunidad de tejer las complicidades necesarias para salvar la economía. 

Optimismo con la "solidaridad alemana"

Sánchez Llibre también se muestra optimista de cara a un acuerdo sobre el fondo de reconstrucción europeo que negocian los líderes de la UE para afrontar la crisis que ha provocado la covid-19 y advierte que, de no ser así, "podría ser el final de la UE", ya que algunos países que se queden sin ayudas se podrían plantear su salida de la Unión.

"Confío en la solidaridad de Alemania y Francia y en que se imponga el sentido común y el pragmatismo y podamos vencer las tentaciones de los países más pequeños del norte de Europa. A todos nos conviene un acuerdo", subraya Sánchez Llibre.