07 ago 2020

Ir a contenido

medidas anticrisis

El Gobierno creará un fondo de reconstrucción con el superávit municipal

El Estado dotará hasta 400 millones para cubrir el déficit extraordinario del transporte local

La diputaciones tendrán que acudir al rescate de los consistorios en situación de risgo financiero

Agustí Sala

María Jesús Montero, nueva ministra de Hacienda.

María Jesús Montero, nueva ministra de Hacienda. / JULIO MUÑOZ (EFE)

El Gobierno constituirá un fondo de reconstrucción con el superávit municipal por hasta 5.000 millones y para que los ayuntamientos y entes locales estos puedan acometer inversiones e incurrir en gastos para paliar los efectos de la pandemia, según un borrador del real decreto ley de medidas financieras, «de carácter extraordinario y urgente», del Ministerio de Hacienda, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO.

La futura normativa considera esencial desbloquear más parte de los remanentes municipales este año y el que viene, ya que el parón económico por el estado de alarma ha frenado muchos proyectos y contratos. La medida, como la mayoría de las incluidas es «urgente» porque aporta «seguridad jurídica» a los contratistas de obras públicas y a los que prestan servicios para este ejercicio y el próximo, agrega el texto.  

Los remanentes municipales del fondo, que tendrán el carácter de préstamo al Estado, se transferirán luego a las entidades locales en proporción a su aportación. El 40% serán para este año (2.000 millones) y el 60% restante (3.000 millones) para el que viene. Los excedentes que superen estas cantidades los devolverá el Estado a los ayuntamientos, diputaciones y ‘consells insulars’ en 10 años a partir del 2022 «con amortización total o parcial anticipada». 

El mismo texto, prevé a su vez otro fondo con cargo a los Presupuestos del Estado para financiar «el déficit extraordinario de los servicios de transporte público que prestan los consistorios», con un importe inicial de 275 millones, pero que podría llegar a 400 millones. Los 'números rojos' deberán estar relacionados con los efectos de la declaración del estado de alarma.

Oxígeno para los municipios 

Tras reconocer que los entes locales fueron los primeros organismos públicos en obtener superávit, el Ejecutivo de Pedro Sánchez utiliza este proyecto de real decreto para desbloquear esos remanentes municipales que, con ciertas excepciones, deben destinarse legalmente a reducir el endeudamiento municipal. En la situación actual de crisis por el coronavirus suponen oxígeno para los municipios.

Entre otras medidas se aseguran las entregas a cuenta en la participación de los municipios en los tributos estatales y la liquidación definitiva del 2018 al no haber aún Presupuestos del Estado, El proyecto también establece que las diputaciones provinciales y entidades equivalentes «quedan obligadas a prestar apoyo financiero a los ayuntamientos de los municipios de su ámbito territorial, y, especialmente, los de población inferior a 20.000 habitantes que se encuentren en riesgo financiero». 

El texto recoge como inversiones autorizadas las relacionadas con las agendas urbanas locales, proyectos de peatonalización y semipeatonalización, los gastos de fomento de la movilidad sostenible y compartida y de transformación de la movilidad, de renovación de abastecimientos de agua, saneamiento, cableados subterráneos y otros servicios

También se incluyen las inversiones destinadas a cuidados de proximidad, como los refuerzos de los servicios sociales y, en materia de cultura, los gastos derivados de apoyo a la promoción cultural o por la creación de infraestructuras culturales, recuperación del patrimonio histórico o la actualización digital de todas las  las instituciones del sector cultural.