crisis sanitaria

83 superricos piden que les suban los impuestos para luchar contra el covid-19

La heredera de Disney o el propietario de los helados Ben y Jerry dicen que los lídres mundiales deben asumir la responsabilidad de conseguir fondos

Richard Curtis en la presentación en Madrid de su película ’Una cuestión de tiempo’

Richard Curtis en la presentación en Madrid de su película ’Una cuestión de tiempo’ / DAVID CASTRO

Se lee en minutos

El Periódico

Un grupo de 83 de las personas más ricas del mundo ha pedido a los gobiernos que aumenten permanentemente los impuestos sobre ellos y otros miembros de la élite adinerada para ayudar a pagar la recuperación económica de la crisis de covid-19. Los súperricos, incluidos el cofundador de helados de Ben y Jerry, Jerry Greenfield y la heredera de Disney, Abigail Disney, ha pedido a nuestros gobiernos que "aumenten los impuestos a personas como nosotros". Inmediatamente. Sustancialmente. Permanentemente".

"Cuando covid-19 ataca al mundo, los millonarios como nosotros tienen un papel fundamental que desempeñar en la curación de nuestro mundo", ha dicho los millonarios en una carta compartida con 'The Guardian'. “No, no somos nosotros los que cuidamos a los enfermos en las salas de cuidados intensivos. No estamos conduciendo las ambulancias que llevarán a los enfermos a los hospitales. No estamos reabasteciendo los estantes de las tiendas de comestibles ni entregando alimentos puerta a puerta. Pero tenemos dinero, mucho dinero. Dinero que se necesita desesperadamente ahora y seguirá siendo necesario en los próximos años, a medida que nuestro mundo se recupere de esta crisis ".

Un efecto de décadas

El grupo advirtió que el impacto económico de la crisis del coronavirus "durará décadas" y podría "empujar a 500 millones de personas más a la pobreza".

Entre los que agregaron sus nombres a la carta están Sir Stephen Tindall, fundador del Warehouse Group y el segundo hombre más rico de Nueva Zelanda con una fortuna de 475 millones de dólares (435 millones de euros); el guionista y director británico Richard Curtis; y el inversor irlandés John O'Farrell, quien ha hecho su fortuna invirtiendo en compañías tecnológicas de Silicon Valley.

"Los problemas causados y revelados por covid-19 no pueden resolverse con caridad, sin importar cuán generosos sean. Los líderes gubernamentales deben asumir la responsabilidad de recaudar los fondos que necesitamos y gastarlos de manera justa ”, dice la carta. “Tenemos una enorme deuda con las personas que trabajan en la primera línea de esta batalla global. La mayoría de los trabajadores esenciales están muy mal pagados para la carga que llevan ”.

El grupo lanzó la carta antes de la reunión de ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales del G-20 de este fin de semana. Pidieron a los políticos que "aborden la desigualdad global y reconozcan que los aumentos de impuestos sobre los ricos y una mayor transparencia fiscal internacional son esenciales para una solución viable a largo plazo".

Noticias relacionadas

El diasrito británico destaca que el número de personas súper ricas continúa creciendo a pesar del impacto económico de la crisis del coronavirus y los bloqueos globales. Jeff Bezos, la persona más rica del mundo y fundador de Amazon, ha visto crecer su fortuna en 75.000 millones en lo que va de año hasta un récord de 189.000 millones. de dólares

Hay más de 500.000 personas en el mundo clasificadas como 'ultraricas' con fortunas de más de 30 millones  de dóalres. Eso significa que hay más personas muy ricas en todo el mundo que las poblaciones de Islandia, Malta o Belice.