09 ago 2020

Ir a contenido

crisis sanitaria

Desplome de las ventas de los comercios del Segrià

Pimecomerç calcula que la facturación de las tiendas ha caído el 85% con el confinamiento perimetral de Lleida

La patronal critica al Govern por no haber incrementado los controles específicos donde se han producido los brotes

Eduardo López Alonso

Centro de Lleida, esta semana. 

Centro de Lleida, esta semana.  / EP / DAVID ZORRAKINO (Europa Press)

Los comercios del Segrià (Lleida) han facturado un 85% menos con el confinamiento perimetral de la comarca a causa del rebrote de coronavirus, ha informado este sábado Pimecomerç Lleida en un comunicado. Una encuesta entre sus asociados de Lleida, Alcarràs, Alfarràs, Almacelles y Torrefarrera concluye que el 40% del sector comercial se plantearía cerrar su negocio si el confinamiento se intensificara.

Pimecomerç ha explicado que estos comercios tenían sus expectativas de recuperación puestas en la campaña de rebajas, que empezó el 1 de julio, pero con el nuevo confinamiento "las posibilidades de hacer una campaña han bajado drásticamente".

Críticas

La agrupación entiende que, como la Generalitat tiene controladas las empresas donde se han confirmado brotes de coronavirus, "sería más plausible actuar sobre ellas", realizando microconfinamientos específicos y fortaleciendo las medidas de seguridad.

Este control específico al que hace referencia Pimecomerç "permitiría velar por la economía de la comarca en vez de dañarla", teniendo en cuenta que la comarca fue de las últimas en iniciar la nueva normalidad y que aún no han notado recuperación económica, ha dicho Pimecomerç.

De la consulta a sus asociados de Lleida, Pimecomerç también ha constatado que un 40% de los negocios afirman plantear el cierre de su negocio en caso de un nuevo confinamiento estricto. El temor a una situación semejante es actualmente creíble. 

Según la patronal, durante las primeras fases de confinamiento la mayoría de los negocios de la comarca no pudieron mantener su actividad, lo que causó que el 39% tuvieran que recurrir a un ICO, y el 72% a ahorros personales. "Este endeudamiento agrava la situación del sector comercio, que ya venía de una lenta recuperación desde la crisis del 2008", aseguró la patronal en un comunicado. 

La comarca del Segrià ha estado entre las últimas en iniciar la fase de reanudación, lo que hace que el 56% de los comercios aún no habían notado una recuperación económica sustancial. Muchos habían puesto su expectativa de recuperación a las rebajas que comenzaron el 1 de julio, pero con el nuevo confinamiento las posibilidades de hacer una buena campaña de rebajas han bajado drásticamente.

Temas Comercio