02 dic 2020

Ir a contenido

Condiciones de trabajo

La negociación colectiva, confinada: hasta junio se firmaron tres veces menos convenios que el año anterior

Patronal y sindicatos tienen pendiente renovar los acuerdos estatales, que fijan las recomendaciones para subir salarios

Gabriel Ubieto

la ministra de Trabajo y Economia Social, Yolanda Diaz, y los representantes de patronal y sindicatos

la ministra de Trabajo y Economia Social, Yolanda Diaz, y los representantes de patronal y sindicatos / DAVID CASTRO

La negociación colectiva sigue confinada este 2020 y las conversaciones entre patronales sindicatos fluyen copadas por otras cuestiones más allá de los convenios. Durante los primeros seis meses del año se han firmado un total de 162 convenios colectivos, una cifra tres veces menor a la registrada durante el mismo periodo del año anterior. Estos afectan a 226.809 trabajadores asalariados, cuatro veces menos que en el primer semestre del año anterior. Y los salarios pactados en dichos convenios acumulan un incremento salarial medio del 1,9%; cifra que conserva el empuje del alza experimentada durante el ejercicio anterior y que sigue siendo la más alta desde el 2011. Así lo constatan las cifras publicadas este viernes por el Ministerio de Trabajo.

De un año a otro ha disminuido notablemente el número de trabajadores cubiertos por un convenio. Pues junio del 2020 cerró con 6,6 millones de asalariados cubiertos por un pliego compartido de condiciones de este tipo, mientras que el año anterior dicha cifra era de 7,5 millones de trabajadores. La falta de actividad negociadora entre las partes y la destrucción de empleo experimentada durante los primeros compases de la pandemia o el retraso en el registro de nuevos convenios pueden ser algunas de las causas que explican este descenso. Tradicionalmente en los meses de verano se intensifica la actividad negociadora y repunta en mayor medida el número de empleados cubiertos por un convenio.  

La irrupción de la pandemia de la covid ha distorsionado los calendarios de patronales y sindicatos y al igual que ha paralizado debates como el de la derogación parcial de la reforma laboral, también ha ‘confinado’ la renovación del AENC. El actual Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva vence el 1 de enero del 2021 y los agentes sociales tienen pendiente renovar sus condiciones. Este documento es una batería de recomendaciones para la negociación de convenios estatales, provinciales o de empresa que contiene, entre otros aspectos, la horquilla de incrementos salariales que las partes se comprometen respetar.

En el actual acuerdo vigente dicha horquilla era de entre el 2% y el 3%. Actualmente, la variación salarial acumulada es del 1,9%; ligeramente inferior a lo pactado. Fuentes sindicales consultadas afirman que hasta el otoño no tienen previsto retomar las conversaciones con la CEOE para asentar las bases de ese nuevo AENC. Uno de los escenarios sobre el que trabajan las centrales es que a partir de septiembre un sustancial número de empresas opten por imponer unilateralmente descuelgues de convenio y modificaciones de las condiciones de trabajo, para así recortar salarios y ajustas costes ante la caída de actividad e ingresos provocada por el virus.