14 ago 2020

Ir a contenido

Memoria económica

La Cambra prevé que la presidencia de Irlanda en el Eurogrupo beneficiará a Catalunya

Canadell se presta al Govern como instrumento para liderar las reformas para un nuevo modelo económico basado en la internacionalización

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, respalda a la institución en la presentación del balance anual y la presentación de la memoria económica del 2019

Eduardo López Alonso

Torra y Canadell. 

Torra y Canadell.  / FERRAN NADEU

El presidente de la Cambra de Comerç de BarcelonaJoan Canadell, reclamó este viernes el papel principal de las cámaras de comercio para liderar la representatividad de empresarios y autónomos en la recuperación económica que debe afrontarse tras la pandemia. Durante la presentación de la Memoria Económica de Catalunya 2019, Canadell ha instado a que las cámaras sean "referente para la recuperación", en la definición del nuevo modelo económico y trabajar "codo con codo" para hacer que las cámaras lideren la transformación, como en Francia, dijo, donde son las cámaras de comercio las que protagonizan la transformación.  En opinión del presidente de la Cambra, que la presidencia del Eurogrupo vaya a recaer un un país pequeño de la UE, Irlanda, puede ayudar a que Europa tenga más "sensibilidad" con las necesidades de una economía como la de Catalunya, dijo. 

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha asistido al acto de presentación de la 'Memoria Económica de Catalunya 2019' de las cambras, en una muestra del apoyo incondicional del Govern a la línea independentista marcada por el equipo de Canadell. En su discurso, Torra ha instado a la clase empresarial catalana a movilizarse y reivindicar ante Madrid una transferencia de recursos "vital". El 'presidente' ha vuelto a contraponer la inversión publica recibida por Madrid y Catalunya, por unos Presupuestos que no reflejan la realidad ni las necesidades, "mande quien mande". "Siempre me ha sorprendido que la clase empresarial catalana no se rebele", ha dicho Torra, a la hora de reivindicar puertos, aeropuertos o autopistas, en un déficit de inversiones frente a Madrid que ha estimado en al menos 8.000 millones de euros. 

Torra ha destacado que las empresas privadas "han hecho los deberes" y están menos endeudadas y han crecido por encima de la media de la zona euro. En su opinión, una de las palancas de crecimiento debe ser la internacionalización en un ejercicio que irá peor de lo estimado, con una caída del PIB de dos dígitos y una recuperación también más lenta de lo esperado. El 'president' prevé que la recuperación dependerá del mimo a la investigación y la digitalización, y sobre todo a las infraestructuras. 

El presidente de la Generalitat ha reivindicado la utilización de los superavits de los ayuntamientos, de unos 2.500 millones de euros, para la reactivación económica. "Están paralizados estúpidamente, a la espera de una simple firma", ha culpado Torra al Gobierno de Pedro Sánchez, en un momento que requiere inversiones urgentes para animar la actividad empresarial y la mejora de infraestructuras. 

El 'president' ha rememorado su experiencia vital en Suiza, donde vivió hace algunos años, destacando su calidad de vida en el entorno rural en una economía moderna e internacionalizada, gracias a los buenos medios de transporte:  "Hay que redescubrir Catalunya con mejoras de infraestructuras". 

También ha reflexionado sobre la irrupción del teletrabajo, que debe ser potenciado con redes de telecomunicaciones potentes y que faciliten, por ejemplo, fenómenos como que haya estudios de arquitectos de primer nivel en Olot. Ha destacado la importancia de la tecnología 5G, la inversión de Seat en el coche eléctrico... 

El economista Germà Bel, que ha analizado la situación de las infraestructuras en el acto, ha considerado que pese a que Nadia Calviño era una "excelente candidata", la economía española debe ser consciente de que afronta ahora con la presidencia irlandesa un futuro de extrema dificultad "esperando el maná europeo", unas ayudas que en su opinión "ni serán tantas, ni llegarán pronto". En su opinión, "la contracción económica ya había empezado antes de la pandemia y la recuperación será más rápida en el ámbito privado que el público por el elevado endeudamiento. Como elementos negativos a compensar en el futuro, la memoria económica de la Cambra resalta que la economía española muestra un gasto en investigación menor a la media en Europa, la baja calidad de la ocupación y la escasa reducción  del déficit público.

Según Canadell, el modelo económico debe cambiar de manera drástica y cuyo ritmo de cambio se ha acelerado con la pandemia. Son cuatro líneas fundamentales de cambio que deben hacer que Cataluya se haga más internacional, sea más sostenible desde un punto de vista medioambiental, responsable desde un punto de vista social y dirigida desde el punto de vista empresarial a sectores de mayor valor añadido.

"En el 2020 hay poco margen de mejora, pero la intensidad de la recuperación que se producirá a partir del 2021 dependerá tanto de los fundamentos del crecimiento económico en el período reciente, como de las medidas que se tomen para reorientar nuestro modelo productivo hacia las actividades que tendrán más futuro", opinó Canadell. Esta recuperación pasará "necesariamente", según la memoria económica, por hacer una apuesta decidida por la formación, la investigación, la transformación digital y las infraestructuras en sentido amplio, desde las de transporte hasta las tecnológicas, de investigación y energéticas, "sólo así esta crisis se podrá convertir en una oportunidad", concluye el estudio.

Según el equipo de Canadell, la mayoría de los empresarios y autónomos de la Cambra aprueban la gestión realizada en el primer año. Basan esta idea en las conclusiones de las tres consultas abiertas el mes pasado en las que han participado unas 1.500 personas, pese a que la institución agrupa a casi 400.000 empresas. La baja participación en las consultas realizadas ha sido recurrente durante el último año, aunque era una de las iniciativas en las que Canadell tenía esperanzas de basar buena parte de sus acciones de gobierno. Según estas consultas el 73% de los votantes ha calificado con "muy buena" la gestión del nuevo equipo de gobierno, especialente en lo que respecta al proyecto Catalunya 2030/40, que ha esbozado las bases de las necesidades de la economía catalana en los próximos 20 años. En la misma línea, el 24% la ha valorado como "buena". Por el contrario, el 3% suspende sin paliativos lo realizado en el primer año del equipo de Canadell.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, presentó esta semana ante el Consell de Cambres la propuesta de decreto ley del Govern que regulará la participación institucional en estas entidades económicas y que fijará su financiación estructural. Para este año, el Ejecutivo avanzará 2,5 millones de euros para su funcionamiento. Esta ayuda es un una muestra de la importancia que las cámaras de comercio tienen para el Govern en su política hacia la independencia. Por el contrario, tanto patronales como sindicatos consideran que estas ayudas públicas quieren trasladar el papel de representatividad que ellos ocupan a las cámaras, actualmente defensoras del modelo independentista del Govern.