13 ago 2020

Ir a contenido

entrevista

John Hoffman: "Ya hemos contratado el 80% de la superficie del Mobile 2021"

El consejero delegado de GSMA, organizadora del MWC, recuerda que fueron el primer gran evento mundial en cancelarse y quieren ser "el primero en reabrir"

Sea en las fechas previstas o en otras, la idea es celebrar la feria en Barcelona y el 75% de las prinicipales compañías del sector ya han firmado el contrato, afirma

Agustí Sala

Agustí Sala entrevista a John Hoffman: “Sabíamos que reunir a 100.000 personas era una receta para el desastre”.Agustí Sala entrevista a John Hoffman: “Sabíamos que reunir a 100.000 personas era una receta para el desastre”. / ZML

Casi medio año después de la cancelación del Mobile World Congress (MWC) del 2020, John Hoffman, consejero delegado de GSMA, la entidad organizadora, vuelve a Barcelona. Una persona tan acostumbrada a viajar ha llegado a la capital catalana tras tener que quedarse en su casa en EEUU desde marzo. "Desafortunadamente teníamos razón", afirma al preguntarle sobre la anulación de la feria de móviles.

-Visto con la perspectiva del tiempo cómo ve la decisión que tomaron?  

-Desafortunadamente pienso que el diagnóstico que hicimos sigue siendo actual y el impacto de la propagación de la covid-19 se produjo y se está produciendo. Tomamos la decisión correcta.

-Pero ¿tenían información que otros no tenían?

-No. Simplemente fuimos clarividentes. Éramos consciente de que nuestra mayor fortaleza, juntar a más de 100.000 personas de 200 países de todo el mundo, era una receta para el desastre. Por la forma en la que el virus se propagaba... en los primeros días pensamos que la receta era mala. No tuvimos otra opción y tomamos la decisión correcta.

-¿Cómo han solventado los daños causados a expositores pequeños y medianos?

--Cada contrato tiene una cláusula de fuerza mayor con cuestiones que nadie puede prever y esta es una de ellas. Sin embargo también admitimos que el MWC es una inversión a largo plazo para nuestros socios y ellos invierten en nosotros. Inmediatamente después de la cancelación empezamos a trabajar en un plan. Lo elaboramos en marzo. Nos dijeron que estábamos locos tratando de vender un evento para marzo del 2021 en el momento más álgido de la pandemia. Pero sentimos que teníamos la obligación de hablar sobre el futuro.

--¿Cómo lo hicieron?

--A varios niveles. Para los mayores clientes desarrollamos un programa que les permitía recuperar 125% su inversión durante los próximos tres años asociándose con nosotros. Tuvimos un gran éxito. También reconocimos que algunas de las compañías más pequeñas, los individuales, pequeñas 'start-ups' que no invirtieron mucho pero sí muchos de sus recursos. En esos casos les devolvimos el dinero, les ofrecimos hasta 5.000 euros de retorno inmediato.

- Y ¿más casos?

-A los medianos les dimos una opción de recuperar hasta 150.000 euros o utilizarlos para el futuro. Y tengo que decir que nos emocionó la respuesta. Hemos vendido el 80% de la superficie prevista del MWC 2021. Nos han confirmado el 75% de los 100 principales clientes. Es difícil de prever más, pero en lo peor de la pandemia salimos al mercado y dijimos: 'Volveremos. No garantizamos cómo será porque no sabemos cómo será el mundo'. Nos apoyamos en nuestros asociados y , en este caso, en los del sector de la salud, para que nos ayuden a entender y cómo organizar un gran evento de la manera más segura posible.

--¿Será muy distinta la edición del 2021?

--Ya hemos confirmado a unos 1.500 expositores y habitualmente tenemos unos 2.400, muchos de los cuales firman la participación en otoño. Pero de los grandes tenemos una muy buena respuesta hasta ahora.

--¿Previsiones?

--Es un mundo nuevo. No estamos muy seguros. A medida que nos vayamos acercando a la fecha y que se vayan registrando más expositores tendremos una mejor idea de cuántos serán y de cuántos visitantes puede haber. Esperamos que la comunidad global venga a Barcelona a celebrar MWC no solo para discutir sobre el presente y el pasado. Serán como dos ediciones en una y hablaremos del futuro y muchos cambios, la inteligencia artificial, el 'big data'...También hay muchos impactos sociales. La movilidad ha tenido un rol muy importante en esta pandemia y la crisis sanitaria en todo el mundo, cómo se desarrollará en el futuro y qué podemos aprender del pasado la convierten en una edición muy motivadora.

John Hoffman / JOAN CORTADELLAS

--¿Es, por tanto, optimista?

--Lo soy mucho. No puedo garantizar que el MWC sea exactamente igual que era en el pasado, pero está bien, porque los cambios son buenos. Utilizaremos esta año para probar nuevas cosas. Nos vimos obligados a cancelar grandes eventos con presencia física por todo el mundo. La semana pasada, en Shanghái, en China, donde también celebrábamos un MWC, llevamos a cabo nuestro primer programa virtual 'GSMA Thrive', y la reacción fue muy positiva. No fue perfecto pero  se registraron 13.000 personas y hubo más de 1,5 millones de visualizaciones de información. Lo interesante es que tradicionalmente este es un evento visitado esencialmente por ciudadanos chinos. Y ahora el 51% locales y el 49% extranjeros. En lo que queda de año queremos seguir desarrollando la fórmula virtual y aprender, hacerlo mejor, con el único propósito de que tengamos un evento en Barcelona en persona y virtual que hagan del MWC un mejor producto para el mundo de la movilidad.

--¿Habrá una parte virtual?

--Sí. Queremos que participe todo el mundo, queremos ser inclusivos. Somos una feria comercial, usaremos la tecnología y encontraremos el modo. Las personas tienen la necesidad del contacto físico, pero es posible que no todo el mundo pueda venir y encontraremos el modo de que participen. Es difícil prever cómo será pero seguro que habrá una combinación de presencia física y virtual. Hoy además tenemos la capacidad de conectar las situaciones anteriores, durante y después de la celebración de la feria, que es algo que nunca antes pudimos hacer. Creemos que en los próximos seis meses veremos qué es lo que necesita la gente y la  industria para ser efectivos

-El contrato se ha alargado un año más en Barcelona. Y ¿luego?

--Vamos a ocuparnos primero del 2021 (risas). Cada año hablamos de este tema (siguen las risas). Tenemos una muy buena asociación con la Mobile World Capital, con la ciudad, con Catalunya, con España, la Fira y es muy fuerte desde el 2005. Estamos muy orgullosos de cómo hemos trabajado conjuntamente y cómo se han gestionado las crisis...Hemos tenido unas cuantas y las hemos resuelto bien. Y espero que esta asociación dure mientras sea beneficiosa para ambas partes como lo ha sido hasta ahora.

- Pero ¿cuándo se puede empezar a negociar sobre una posible prórroga del contrato?

--Probablemente el año que viene tengamos ya algunas conversaciones. Las opciones son de 0 a 100 (risas). Hemos tenido un gran éxito trabajando junto en el pasado y preveo que segurirá en el futuro.

Hoffman bromea con su móvil / joan cortadellas

- ¿Habrá novedades o cambios en la edición del 2021?

--Tenemos que analizarlo. Creo que volveremos a los básico, tenemos unos cimientos fuertes  que consolidar y reforzarlos de cara al futuro. Hemos tomado decisiones sobre cómo celebrar un evento estable, fuerte, seguro y todo lo demás a partir de esos aspectos.

-¿Hay alguna posibilidad de que la edición del 2021 tampoco se celebre?

-Nadie puede prever lo que sucederá en marzo próximo, pero se están produciendo muchos avances y esfuerzos en materia de vacunas y formas de afrontar este virus, lo que nos sentirnos bien, pero reconociendo que no podemos garantizar nada. El riesgo cero probablemente es imposible en la actualidad.   

--¿En todo caso la idea es que estén todos los grandes del sector en Barcelona?

--Sí. Ya han firmado los contratos y tienen previsto venir y apoyan el MWC 2021. Fuimos el primer gran evento en ser cancelado. Ahora queremos ser los primeros en reabrir y demostrar al mundo que podemor celebrar la feria de manera segura y en beneficio de la sociedad.