AUTOMOCIÓN

Plan Renove 2020: Así funcionan las ayudas para la compra de coche o moto

El Gobierno lanza un programa de ayudas a la adquisición de vehículos por parte de particulares, autónomos, pymes y grandes empresas

Entrega de llaves en un concesionario

Entrega de llaves en un concesionario / AGENCIAS

5
Se lee en minutos
Àlex Soler / Xavier Pérez

El Gobierno ha presentado un plan de apoyo al sector del automóvil para ayudar a la industria de la automoción del país a salir de la crisis provocada por el coronavirus. De los 3.750 millones de euros destinados al plan, 250 millones servirán para incentivar la demanda de vehículos nuevos, sea cual sea su tecnología automotriz e incluyendo también las motocicletas y los vehículos 'km 0' matriculados a partir de enero de 2020, mediante ayudas directas al comprador. A éstos, el sector sumará otros 250 millones mediante descuentos obligatorios. El nuevo plan, tal y como se recoge en el BOE, ha entrado en vigor con efecto retroactivo al 16 de junio.

Así, los interesados en hacerse con un nuevo coche podrán beneficiarse con hasta 1.600 euros de descuento para un coche diésel, con hasta 2.000 para un híbrido o 5.000 para un eléctrico o híbrido enchufable con más de 40 kilómetros de autonomía. Estos son todos los detalles del nuevo plan Renove:

¿Cuáles son los requisitos para acceder a las ayudas?

El comprador que desee beneficiarse de las ayudas debe cumplir una serie de condiciones. En primer lugar, el coche elegido no debe superar los 35.000 euros de precio, o 45.000 en el caso de los eléctricos, ni los 120 gramos de CO2 por kilómetro en materia de emisiones. Además, se deberá entregar un vehículo de 10 años o más para su achatarramiento.

¿Cuánto aportará el Gobierno?

Empezando por los turismos, la aportación del Gobierno oscilará entre los 300 euros de un vehículo con etiqueta C de la DGT (diésel o gasolina) y etiqueta energética B para grandes empresas y los 4.000 euros de los coches con etiqueta Cero (eléctricos e híbridos enchufables con más de 40 kilómetros de autonomía) para particulares o autónomos. El reparto de ayudas para el cambio de coche queda de la siguiente manera:

Particulares y autónomos 

  • Etiqueta C: 400 euros con clasificación energética B y 800 euros con clasificación A.
  • Etiqueta Eco: 600 euros con clasificación B y 1.000 euros con clasificación A.
  • Etiqueta Cero: 4.000 euros.

Pymes

  • Etiqueta C: 350 euros con clasificación energética B y 650 euros con clasificación A.
  • Etiqueta Eco: 500 euros con clasificación B y 800 euros con clasificación A.
  • Etiqueta Cero: 3.200 euros.

Grandes empresas

  • Etiqueta C: 300 euros con clasificación energética B y 550 euros con clasificación A.
  • Etiqueta Eco: 450 euros con clasificación B y 700 euros con clasificación A.
  • Etiqueta Cero: 2.800 euros.

A estas cifras hay que sumar el mismo importe aportado por los concesionarios vía descuento obligatorio, salvo en el caso de los coches con etiqueta Cero, cuyo descuento será de 1.000 euros.

¿Hay ayudas para vehículos comerciales e industriales?

El plan también contempla descuentos para vehículos comerciales, distinguiendo, de nuevo, entre particulares y autónomos, pymes y grandes empresas, entre la etiqueta de la DGT que corresponda al vehículo y entre su masa máxima técnica admisible (MMTA).

VEHÍCULOS COMERCIALES CON MMTA INFERIOR A 2.500 KILOS

Particulares y autónomos

  • Etiqueta C: 1.000 euros.
  • Etiqueta Eco: 1.200 euros.
  • Etiqueta Cero: 4.000 euros.

Pymes

  • Etiqueta C: 800 euros.
  • Etiqueta Eco: 950 euros.
  • Etiqueta Cero: 3.200 euros.

Grandes empresas

  • Etiqueta C: 700 euros.
  • Etiqueta Eco: 850 euros.
  • Etiqueta Cero: 2.800 euros.

VEHÍCULOS COMERCIALES CON MMTA SUPERIOR A 2.500 KILOS

Particulares y autónomos

  • Etiqueta C: 2.100 euros.
  • Etiqueta Eco: 2.700 euros.
  • Etiqueta Cero: 4.000 euros.

Pymes

  • Etiqueta C: 1.750 euros.
  • Etiqueta Eco: 2.200 euros.
  • Etiqueta Cero: 3.200 euros.

Grandes empresas

  • Etiqueta C: 1.500 euros.
  • Etiqueta Eco: 1.900 euros.
  • Etiqueta Cero: 2.800 euros.

¿Entran todos los 'kilómetro 0'?

¿Cuáles son las ayudas para comprar una moto?

En un giro de última hora, el Gobierno ha incluido en el plan las ayudas para la compra de motocicletas. De este modo se podrán adquirir motocicletas nuevas con motor de gasolina y recibir una subvencion de 400 euros, mientras que si se opta por una moto eléctrica serán hasta 750 euros de bonificación. Esto en el caso de particulares y autónomos. Si son pymes los descuentos serán de 300 hasta 750 euros con los mismos criterios, y si se trata de una gran empresa estará entre 200 y 700 euros. Todo para vehículos de dos o tres ruedas cuya velocidad sea superior a los 45 km/h y su precio máximo sea de 10.000 euros para motos eléctricas y de 8.000 para modelos de gasolina.

¿Hay nuevo plan Moves?

El Gobierno también ha aprobado en el mismo Consejo de Ministros la segunda edición del Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (plan Moves 2), que estará dotado de 100 millones de euros, 55 más que el año pasado, que se destinarán a financiar, con ayudas directas, la compra de vehículos eléctricos e híbridos enchufables, la instalación de infraestructura de carga y de sistemas de préstamos de bicicletas eléctricas.

Noticias relacionadas

Los beneficiarios de las ayudas del plan Moves 2 pueden ser profesionales autónomos, particulares, comunidades de propietarios, empresas privadas, entidades locales y entidades públicas, administraciones de las comunidades autónomas y otras entidades. En el caso de las empresas, los particulares y los autónomos, en ningún caso se podrán suar las ayudas del Moves II a las ayudas del plan de apoyo al sector del automóvil en una misma adquisición.

¿Cómo tributan las ayudas?

Salvo que en su publicación en el BOE se especifique lo contrario, todas las ayudas recibidas a través de planes como el presentado para apoyar al sector del automóvil se consideran ganancias patrimoniales, por lo que el importe se deberá tributar ante la Agencia Tributaria en el apartado 'Ganancias Patrimoniales' de la declaración de la renta de 2020, que se deberá presentar en la campaña de 2021.