09 ago 2020

Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Los trabajadores de Nissan plantan a la dirección

Los representantes sindicales no acuden para negociar el proceso de consultas porque dicen no haber recibido el informe del comité europeo

Paralelamente 300 empleados de diez empresas subcontratadas por Nissan presentan una reclamación judicial contra la compañía por fraude de ley

Xavier Pérez

Producción en la planta de Nissan en la Zona Franca de Barcelona.

Producción en la planta de Nissan en la Zona Franca de Barcelona.

Los representantes sindicales de los trabajadores de Nissan en Barcelona han decidido plantar a la dirección de la compañia en la primera reunión del proceso oficial de consultas convocada para hoy. Los trabajadores siguen sin reconocer la apertura del proceso de cierre y reclaman la información del comité europeo, algo que aún no se ha producido y que consideran esencial. "No hemos acudido por responsabilidad", señalan.

"Necesitamos un informe del comité europeo para saber porqué nos cierran", admiten desde los sindicatos. Los comités implicados señalan que el periodo de consultas "no se encuentra dentro de la legalidad y demuestra la mala fe de la compañía. No reconocemos este calendario establecido y exigimos a la dirección la retirada de este ERE", han apuntado los sindicatos.

Desde la compañía lamentan el hecho de que los representantes de los trabajadores no hayan querido sentarse a iniciar las consultas. En una nota enviada por Nissan Motor Ibérica, consideran que era muy importante la presencia en esta reunión. Frank Torres, vicepresidente ejecutivo de Nissan para Rusia y responsable de la gestión el proceso de consultas, ha señalado que  "es un momento difícil para todas las personas relacionadas con las operaciones industriales de Nissan en Catalunya. El equipo directivo de la compañía trabaja para intentar encontrar la mejor solución para las partes durante todo este proceso. Tras la constitución de la mesa de negociación el pasado 30 de junio, el período formal de consultas ya se ha iniciado, y es necesario, y por eso hago un llamamiento público, a que todas las partes nos sentemos porque el diálogo es la mejor manera de avanzar”.

El directivo insistió hace unos días en la necesidad de negociar la mejor salida de la situación, un cierre de las plantas que desde Nissan consideran irreversible. La próxima reunión de la comisión negociadora está convocada para el próximo viernes 10 de julio y la compañía espera que los trabajadores reconsideren su postura y sí acudan a la misma.

Demanda de los subcontratados

Paralelamente al plante de los representantes de los comités, las empresas subcontratadas por Nissan también han mostrado su rechazo al cierre. En este sentido, más de 300 trabajadores de las empresas que trabajaban en su mayoría para la planta de Nissan de Zona Franca (en su mayoría de Acciona) han presentado una reclamación judicial para ser reconocidos como empleados de la compañía.

Asesorados por el Colectivo Ronda, los trabajadores han convocado para mañana una rueda de prensa para dar a conocer todos los detalles de la demanda. Acciona proporciona 500 empleados a Nissan, aunque el colectivo de subcontratados a otras empresas llega hasta los 1.400 trabajadores (Gestamp, Magna, Leaf y Magneti Marellli entre otras empresas de proveedores).

En la demanda se reclama reconocer a todos los efectos a estas personas como "verdaderos trabajadores de Nissan" y busca poner fin a una situación que hace que en la planta realicen casi las mismas funciones y convivan en Zona Franca junto a otros empleados 'oficiales' de Nissan a pesar de compartir tareas y funciones, tienen diferentes condiciones laborales y salariales. Según el Colectivo Ronda, el anuncio de Nissan de cerrar estas tres plantas barcelonesas en diciembre de este año ha "agravado" este escenario.

Temas Nissan