transporte aéreo

Aena programa 3.937 vuelos para este fin de semana

El tráfico aéreo previsto para sábado y domingo representa un tercio del registrado en los mismo días del 2019

Llegada de turistas a la T1 del aeropuerto de Barcelona-El Prat.

Llegada de turistas a la T1 del aeropuerto de Barcelona-El Prat. / MANU MITRU

Se lee en minutos

El Periódico

Los aeropuertos españoles están operando con normalidad y sin incidencias en el primer fin de semana de la operación salida de vacaciones de julio en el que el gestor aeroportuario Aena tiene programados 3.937 vuelos desde este sábado hasta el domingo, lo que suponen 9.063 menos de los que se operaron el mismo fin de semana de 2019, cuando no había crisis sanitaria.

Según han informado fuentes del gestor aeroportuario, este sábado están previstas 1.936 salidas y mañana otros 2.001 vuelos.  Una parte siginificativa de esos vuelos corresponde a los aeropuertos de las Illes Balears, que han programado más de 900 vuelo.

 En Palma está previsto que este fin de semana operen un total de 649 vuelos --328 este sábado y 321 este domingo--; en Ibiza, se esperan 234 viajes --116 el 4 de julio y 118 día 5--; y, en último lugar, en Menorca, 101 --47 el sábado y 54 el domingo--.

En el primer fin de semana de julio del pasado año se operaron alrededor de 13.000 vuelos, y la red de aeropuertos va recobrando su actividad desde que el 21 de junio se abrieran las fronteras con los países del espacio Schengen, excepto con Portugal, que se reabrieron este miércoles.

En la red aeroportuaria no se han producido retrasos ni desvíos y los principales aeropuertos, como el de Madrid, Barcelona, Málaga o Sevilla operan con normalidad. Los principales destinos son las rutas nacionales, hacia las islas o hacia destinos del Mediterráneo, han señalado desde Aena. 

Capacidad limitada

Te puede interesar

De momento los aeropuertos españoles funcionan con cierta capacidad limitada. Aena cerró instalaciones en el momento en el que se decretó el estado de alarmas y prácticamente se cerraron los aeropuertos o algunas de las terminales de Madrid y Barcelona. La directora Barcelona-El Prat, Sònia Corrochano, ha explicado esta semana que una parte de la T2 abrirá a partir del 1 de agosto, y que trabajan con planes a dos meses: "Ir mas allá es muy complicado" porque se desconoce la evolución de la pandemia del coronavirus.

Corrochano explicó que se tomarán decisiones cuando se tenga más visibilidad de cómo será la demanda y si se estabiliza la situación sanitaria, y ha añadido que las grandes consultoras apuntan que hasta el 2022 o el 2023 no se volverá al nivel de tráfico aéreo de 2019.