08 jul 2020

Ir a contenido

INDICADORES

Los precios subieron el 0,5% en junio por el alza de los combustibles y la electricidad

El IPC interanual se quedó en el -0,3% en junio, seis décimas por encima del registrado en mayo

El IPC sube 6 décimas en junio, hasta el -0,3%, por la gasolina y la luz. En la foto, una gasolinera de Barcelona. / RICARD CUGAT / VÍDEO: EUROPA PRESS

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió el 0,5% en junio en relación al mes anterior y elevó seis décimas su tasa interanual, hasta el -0,3%, frente al -0,9% de mayo, según el indicador adelantado publicado este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con este avance de seis décimas, el IPC interanual rompe una racha de cuatro meses de retrocesos y encadena tres meses en tasas negativas. El organismo estadístico ha atribuido el aumento de la tasa interanual del IPC al encarecimiento de la electricidad y de los carburantes y combustibles, frente a la bajada de precios que registraron en junio del 2019.

La inflación anual estimada del IPC en junio del 2020 fue del –0,3%, de acuerdo con el indicador adelantado elaborado por el INE. Este indicador proporciona un avance del IPC que, en caso de confirmarse, supondría un incremento de esas seis décimas en su tasa anual, ya que en el mes de mayo esta variación fue del –0,9%. En este comportamiento destaca el incremento de los precios de los carburantes y combustibles y, en menor medida, de la electricidad, frente al descenso registrado en el 2019. Por su parte, la variación anual del indicador adelantado del índice armonizado se situó en el –0,3% en el mes de junio. Si este dato se confirma, la tasa anual del IPCA aumentaría seis décimas respecto al mes anterior. 

Como consecuencia de la pandemia, el INE ha elaborado unos índices especiales que agrupan a productos que afectan más directamente a los consumidores. El grupo denominado 'especial bienes COVID-19' incluye los productos de alimentación, bebidas, tabaco, limpieza y artículos no duraderos para el hogar, productos farmacéuticos, comida para animales y artículos para el cuidado personal. La tasa anual de este grupo en el mes de junio fue del 2,3%, con lo que disminuye cinco décimas respecto a la del mes de mayo. El apartado que más destaca por su importancia en esta agregación es alimentación y bebidas no alcohólicas, cuya tasa anual desciende siete décimas hasta el 2,8%. Por su parte, los alimentos frescos registran una tasa anual del 4,2%, más de un punto por debajo de la de mayo, mientras que los envasados sitúan su tasa en el 2,0%, tres décimas menos que la del mes pasado.

Por su parte, el 'Grupo especial servicios COVID-19' contiene los servicios de alquiler de vivienda y garaje, la distribución de agua, alcantarillado, recogida de basuras, gastos comunitarios, electricidad, gas, gasóleo para calefacción, servicios de telefonía, música y televisión en 'streaming', seguros, comisiones bancarias y servicios funerarios. La variación anual de este grupo especial se situó en junio en el –2,4%, más de un punto y medio por encima de la registrada en mayo. 

El 22 de junio finalizó el estado de alarma y la mayoría de los establecimientos comerciales reanudaron su actividad. Sin embargo, el INE ha mantenido la recogida de precios por medios telemáticos debido a que la mayor parte del mes ha estado vigente la restricción de movimientos y la limitación de aforos en los establecimientos. 

Temas IPC