08 jul 2020

Ir a contenido

automoción

Nissan invierte 40 millones en Cantabria mientras negocia el cierre de BCN

La firma japonesa alcanza un preacuerdo con los 500 trabajadores cántabros y asegura así el 75% de la ocupación de la planta

Gabriel Ubieto / Agencias

Factoría de Nissan en Los Corrales de Buelna (Cantabria).

Factoría de Nissan en Los Corrales de Buelna (Cantabria).

La dirección y el comité de empresa de Nissan han alcanzado esta madrugada un preacuerdo que asegura la continuidad de la planta de Los Corrales de Buelna (Cantabria). La firma japonesa se ha comprometido a invertir 40 millones de euros, hasta el 2023, y a mantener el 75% de la plantilla de los más de 500 trabajadores que operan actualmente en la factoría del norte de España. Este preacuerdo llega un día después de que la dirección de las tres plantas catalanas iniciara formalmente las negociaciones para finiquitar los tres centros y despedir a cerca de 3.000 trabajadores.

Nissan fabrica en la factoría ubicada a 40 kilómetros de Santander piezas para vehículos tanto de Nissan como de Renault, su socio. Es por ello que la firma nipona la considera "una planta clave para la alianza"; según afirma en su comunicado de prensa. Además de para el JUKE, la fábrica suministra componentes para los modelos Qashqai, Micra, e-NV200, LEAF y Navara de Nissan, así como para los modelos Kadjar, Megane y Captur de Renault. En el 2019 produjo más de 39.000 toneladas de componentes.

El compromiso de futuro para con Cantabria ha llegado tras una maratoniana reunión que finalizó sobre las dos de la madrugada y se va a trasladar a partir de la una de la tarde a la asamblea de trabajadores y se someterá a votación para su aprobación a partir de las dos. También se trasladará a Japón, donde la dirección dará el 'ok' definitivo al texto. La plantilla ha preacordado, a cambio de las inversiones prometidas, una reducción de jornada del 5% hasta el 2021.

Esta última propuesta contemplaba una reducción del 5% de la jornada laboral, hasta 38 horas semanales; complementar el ERTE al 84%, con el 100% de las pagas extras y las vacaciones, y un máximo de 10 días laborales; congelación salarial en el periodo 2021-2023; complemento de incapacidad temporal por enfermedad común del 75%; y compromiso de estudio para el desarrollo de la movilidad funcional.

Barcelona en el horizonte

El objetivo de esta negociación entre el comité y la dirección de Nissan en Los Corrales, cuyo inicio coincidió con el anuncio del cierre de la planta que la empresa japonesa tiene en Barcelona, es dotar a la industria cántabra de un plan de competitividad para los próximos años, hasta 2023, y asegurar la sostenibilidad de esta industria a medio y largo plazo.

Dicho plan para la factoría de fundición y mecanizado cuenta con el apoyo de la administración -Ministerio y Consejería de Industria- y tenía que estar aprobado antes del 26 de junio, plazo que se cumple este viernes, aunque previamente deberá ser ratificado por la plantilla. Después, se trasladará a la dirección global de la compañía nipona para obtener su validación en julio.

Temas Nissan