10 ago 2020

Ir a contenido

La economía española llegó a caer el 50% durante el confinamiento

El Banco de España calcula que el PIB cayó el 30% de media entre el inicio del estado de alarma el 15 de marzo y el comienzo de la desescalada el 4 de mayo

La autoridad monetaria estima que el desplome de la actividad durante segundo trimestre se sitúo en una media del 20%

Agustí Sala

Establecimientos cerrados en el centro comercial Gran Via 2, a finales de abril.

Establecimientos cerrados en el centro comercial Gran Via 2, a finales de abril. / JOAN CORTADELLAS

La economía española llegó a caer hasta un 50% durante el momento más álgido del confinamiento, entre el 30 de marzo y el 9 de abril. En esa etapa, el Gobierno decretó el permiso retribuido para todas aquellas actividades no consideradas esenciales, aprovechando la Semana Santa.

Según el informe trimestral del Banco de España publicado este jueves,  el descenso medio del producto interior bruto (PIB) entre el 15 de marzo, cuando comenzó el estado de alarma como consecuencia del coronavirus, y el 4 de mayo, cuando comenzó el proceso de desescalada en distintas etapa, fue del 30%.

El impacto negativo en España está siendo superior que en la media de la Unión Europea (UE) cono consecuencia de una medidas de confinamiento y de estado de alarma más severas que en otros países y los efectos más notables en sectores con mayor peso en la economía española como el comercio, la restauración y la hostelería, por el turismo, según el estudio. 

El paro registrado creció un 23,2% en el promedio de abril y mayo, según el Banco de España. De esta forma, la tasa de paro, que en el primer trimestre fue del 14,4%, "podría acercarse al 20% en el segundo". A su vez recuerda que, bajo ciertas condiciones, los trabajadores en situación de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) no se consideran, en aplicación de los criterios estadísticos europeos, como desempleados.

Mazazo en el segundo trimestre

En este análisis, la autoridad monetaria confirma sus previsiones de descenso de la economía para este año y que el peor mazazo se concentra en el segundo trimestre. La entidad sitúa entre el 9% y el 11,6% la caída del PIB en el conjunto de año, después de un periodo abril-junio en el que el desplome se sitúa entre el 16% y el 21,8%, lo que supone una media del 20%.

También ratifica que el descenso en el conjunto del año puede llegar al 15,1% si se produce una segunda oleada de contagios del covid-19. En el primer trimestre, el descenso intertrimestral ya fue del 5,2%, el mayor de toda la serie histórica, cuando los efectos del estado de alarma se notaron en los últimos 15 días del periodo de 90.

Este informe del Banco de España se publica un día después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) haya empeorado las previsiones y sitúa a España como la más damnificada de la grandes economías, con un descenso del 12,8%.

Según el Banco de España, "desde principios de mayo, la relajación gradual y escalonada por fases y territorios de las medidas de contención ha propiciado una mejora parcial de los indicadores de movilidad".