23 oct 2020

Ir a contenido

Tras el parón por el covid-19

El Pacto de Toledo retoma este lunes sus trabajos en el Congreso

La vuelta a la normalidad pone en marcha la reactivación de algunas de las grandes reformas pendientes

El Periódico

Concentración de pensionistas ante el Congreso de los Diputados en octubre del 2019.

Concentración de pensionistas ante el Congreso de los Diputados en octubre del 2019. / DAVID CASTRO

La vuelta a la normalidad desbloquea algunas de las grandes reformas pendientes de la economía española que habían quedado en suspenso por la urgencia de la pandemia, entre ellas, la reforma de las pensiones. La Comisión de evaluación y seguimiento de los acuerdos del Pacto de Toledo retoma hoy sus trabajos con una nueva reunión en el Congreso, la primera desde el inicio de la crisis del Covid-19 y la declaración del estado de alarma hace 100 días.

Esta comisión, que preside la exministra socialista Magdalena Valerio, fue de las últimas que celebró reuniones antes de que la Cámara Baja decidiera suspender su actividad tras el positivo de Javier Ortega-Smith, el primer caso de coronavirus conocido en el Congreso. 

Este lunes, los grupos esperan retomar las conversaciones iniciadas al poco de echar a andar la legislatura, cuando todas las formaciones se comprometieron a retomar los trabajos desde el punto en el que lo dejaron en 2019, cuando no fue posible alcanzar un acuerdo antes de la disolución de las Cortes Generales por la convocatoria anticipada de elecciones. Los trabajos se quedaron sin cerrar a falta de unos pocos flecos, después de que Unidas Podemos, hoy en el Gobierno, planteara la presentación de más votos particulares de los previstos, con el consiguiente desmarque de PP y Ciudadanos del borrador que estaba encima de la mesa.

El Gobierno y los agentes sociales reclamaron cerrar este mismo año un acuerdo con el que empezar a adoptar medidas en materia de pensiones. Esta misma semana, el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, pidió un acuerdo para poder revalorizar las pensiones en un nuevo marco legal, y recordó cómo al poco de llegar al cargo, en febrero, percibió en conversaciones con los grupos la posibilidad de alcanzar acuerdos para "modificar realmente rápido la Ley General de Seguridad Social". 

Además de retomar el diálogo político y establecer un método de trabajo con la vuelta de la actividad parlamentaria, los grupos también tendrán que poner fecha a la comparecencia del secretario de Estado de la Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo, que aún no ha comparecido ante la Comisión.