24 oct 2020

Ir a contenido

Impulso al sector

Sánchez anuncia un plan de 4.250 millones de euros para impulsar el turismo

Entre las medidas, 2.500 millones en una línea de avales del ICO que el sector cree insuficiente

El plan incluye una campaña de promoción a nivel nacional e internacional para atraer visitantes

Sara Ledo

Vídeo de la campaña de turismo nacional ’Lo increíble está más cerca de lo que cree’.

El Gobierno destinará 4.250 millones de euros al plan para salvar el turismo. Un plan que esperaba con ansia el sector, después de tres meses y medio con la persiana bajada y ante la inminente llegada del verano, pero que ha sabido a poco al gremio, ahogado ante la falta de liquidez de sus empresas que aportan el 12,3% al PIB de España. Más de la mitad del presupuesto son préstamos ya anunciados por el Ejecutivo.

En una sala del Palacio de La Moncloa, el presidente se rodeó de hasta seis ministros, así como de representantes de los empresariossindicatos y entidades locales, regionales e, incluso, el secretario de la Organización Mundial del Turismo, que ejercieron de teloneros para la puesta de largo de un plan que tiene más de financiación que de gasto y cuya medida estrella son los 2.500 millones de euros en avales del ICO anunciados hace dos semanas como parte del acuerdo entre Ciudadanos y PSOE para aprobar la prórroga del estado de alarma. Una ayuda que el sector califica como "exigua" ante una estimación de pérdidas que alcanza los 83.000 millones de euros, según el lobi Exceltur. 

Hoteleros, hosteleros y aerolíneas consideran que el plan "va en la dirección correcta", pero no soluciona muchos de los problemas del presente. La patronal hotelera Cehat aseguró que "el solo hecho de que haya un paquete de medidas específico para el sector es una buena noticia", aunque añadió que "falta ponerlas negro sobre blanco". "Es un paso adelante, pero insuficiente, para impulsar al turismo», resumió la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), mientras que la patronal de bares y restaurantes (Hostelería de España) recriminó que "no resuelve lo más urgente". En la misma línea, el lobi turístico Exceltur, hizo una lectura del "vaso medio lleno más que medio vacío" al asegurar que el programa "está bien orientado", aunque acto seguido añadió que "le falta munición por todos los lados para sujetar a un sector que está en caída libre", según explicó el vicepresidente del lobi, José Luiz Zoreda.

El plan versa sobre cinco pilares: medidas higiénico-sanitarias para "afianzar" la confianza del viajero, apoyo empresarial, campañas de promoción de España, iniciativas para la mejora de la competitividad y la creación de un observatorio de inteligencia turística. 

Las medidas de apoyo a la empresa son las que mayor cantidad tienen asignada, 3.362 millones de euros, pero 2.500 son avales del ICO. El resto son guiños a sectores específicos con "incentivos" como la reducción de tarifas de aterrizaje para las aerolíneas (estimado en 25 millones de euros), o una moratoria de 12 meses en los préstamos hipotecarios, reclamación de los hoteleros (cuantificada en 731 millones). También una moratoria en las cuotas de 'leasing' (aplazamiento de las mensualidades) de los autobuses de transporte discrecional (sin estimación). Además, se destina 106 millones de euros a programas de "formación, capacitación y mentoring" para trabajadores.

Uno de los grandes temores del sector es cómo responderán los consumidores ante el miedo al contagio después de más de tres meses encerrados. Para ello, el Ejecutivo puso en marcha hace semanas el corredor turístico entre Baleares y Alemania o las 21 guías higiénico-sanitarias elaboradas por el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) a petición del ministerio de Industria, Comercio y Turismo para garantizar que cuando un turista entre sano a un establecimiento (piscinas, hoteles o bares), salga también sano de él. Dos medidas que se enmarcan dentro de este plan, a pesar de estar ya en marcha. Así, en el eje de la seguridad sanitaria, la única novedad es la creación de un "sello distintivo" para aquellos establecimientos que se rijan por estos protocolos.

Además, el Gobierno destina 38,1 millones de euros de gasto en grandes campañas de promoción turística (marketing y promoción) para posicionar España como un destino seguro y sostenible, dentro y fuera de las fronteras. De hecho, el Ejecutivo presentó ayer un vídeo que "invita a los españoles a viajar por España" bajo el lema "lo increíble está más cerca de lo que cree".

Medidas a largo plazo

El plan incluye además dos patas estratégicas que vienen a dar continuaidad a los objetivos y acciones puestas en marcha por la ministra Reyes Maroto para "transformar" el turismo español e impulsar su sostenibilidad y digitalización. Por un lado, se destinarán 850 millones de euros para "impulsar un modelo basado en la sostenibilidad y la digitalización", así como 3,1 millones destinados a la creación de un nuevo observatorio de inteligencia turística que tiene por objeto "contar con datos, indicadores e información en tiempo real para prever los distintos escenarios y las políticas públicas a realizar", explicó Pedro Sánchez.