14 ago 2020

Ir a contenido

ferias

Alimentaria busca nueva fecha para su celebración a final de año

La retirada de expositores internacionales obliga a la Fira a retrasar de nuevo la realización del certamen

Uno de los estands del Salón Alimentaria en su última edición.

Uno de los estands del Salón Alimentaria en su última edición. / FERRAN SENDRA

El director de Fira de Barcelona​​Constantí Serrallonga, ha descartado este miércoles cancelar Alimentaria por la crisis de la covid-19 y ha asegurado que el "primer objetivo es trabajar para hacerla" porque esto representaría "un gran signo de normalidad ". Sin embargo, ante el aviso de algunas multinacionales que no asistirán, Serrallonga se ha mostrado dispuesto a concretar una nueva fecha para finales de año o en el 2021. "Si vemos conjuntamente que hay una fecha mejor para hacerla, no tendremos inconveniente porque al final lo importante es ayudar al sector y hacer de motor ", subrayó Serrallonga en una entrevista en Catalunya Radio, en la que ha añadido que según un estudio de la UB, Alimentaria genera un impacto económico de 900 millones de euros.

"Es un salón de Champions, de nivel internacional", comentó el director general de Fira de Barcelona. Según Serrallonga, todavía hay muchas empresas confinadas o que tienen limitados sus viajes a nivel internacional y ha admitido que algunas los han trasladado la conveniencia de celebrar la Alimentaria, prevista para el 14 de septiembre, mientras que otros han sufrido mucho esta crisis, como por ejemplo del sector de la restauración.

Buscar consenso en el sector

De hecho, el salón se iba a celebrar en abril pero fue aplazado cinco meses como consecuencia del coronavirus. En cualquier caso, el dirigente de la feria se ha mostrado partidario de buscar el "consenso" entre el sector. Serrallonga ha citado un estudio de la UB que cuantifica el impacto económico de la Alimentaria en 900 millones de euros, muy superior a los cerca de 500 millones de euros del Mobile, y que se explica porque la incidencia en el caso de la feria de la alimentación es más local ya que un 70% de los expositores son más locals.

Sobre un eventual cambio de fechas del MWC después de tener que suspender la edición de este año por el coronavirus, Constantí Serrallonga ha comentado que es una decisión que corresponde exclusivamente a GSMA pero que por la información de que dispone por el momento se mantiene en la primera semana de marzo. "Las perspectivas son muy buenas para la próxima edición", ha señalado. El director general de la Feria también ha augurado un 2021 que "puede ser espectacular" porque además de la probable recuperación de la actividad también se espera que aterricen dos ferias mundiales más: la ICE, del sector audiovisual y que hasta ahora se celebraba en Amsterdam, y el Seafood. S